Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) informó que la restricción de gas está superada, con suministros de entre 80% y 100% en los usuarios industriales de la entidad.

“No podemos, ni debemos, dar carpetazo y cerrar este tema sin pensar obligatoriamente en la sustentabilidad de las estrategias y escenarios de energía para México, en conjunto con inversión pública y privada, con el objetivo de evitar que el problema se vuelva a presentar sin contar con un plan alterno”, expuso Caintra en un comunicado.

El sector industrial de Nuevo León consume 21.4% del gas natural en México, por lo que al ser un usuario intensivo de este insumo (el mayor a nivel nacional) una restricción del uso de este gas impacta directa o indirectamente en la producción, ingresos, cumplimiento de compromisos internacionales y el desarrollo de la manufactura en la entidad.

Caintra agregó que los últimos siete días han dejado importantes secuelas para la producción y el ingreso del sector industrial del estado, afectaciones derivadas de los apagones y cambios de voltaje, así como la restricción del uso del gas natural, no fueron menores y retará a la industria para recuperar la inactividad de este periodo.

Afecta a exportaciones

Por su parte, la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) de Nuevo León tuvo, en promedio, paros operativos durante 16 horas. “Las empresas con mayor número de trabajadores y mayor volumen de exportaciones estuvieron hasta cuatro días sin operaciones” indicó su directora general, Cecilia Carrillo López, a El Economista.

Lo anterior debido a que primero tuvieron los cortes de electricidad y posteriormente las restricciones de gas natural, explicó.

“En este momento ninguna empresa nos reporta paros técnicos por la falta de suministro de energéticos, existen paros por otras causas ajenas a la emergencia de la semana pasada. Nuestra estimación es que la industria IMMEX sufrió afectaciones en sus exportaciones de al menos 570 millones de dólares”, enfatizó Cecilia Carrillo.

estados@eleconomista.mx