El coordinador general de Puertos y Marina Mercante, Héctor López, anunció que las administraciones portuarias integrales (API) se convertirán en empresas promotoras de negocio y autosuficientes, de acuerdo con las vocaciones de cada región, y se agruparán en cinco sistemas industriales portuarios costeros (Sipcos).

Además, se sacarán las aduanas de los puertos y se fomentará la marina mercante y el cabotaje.

“La cuarta transformación llegará a los puertos, que ahora son centros de negocio, con 684 empresas y permisionarios de servicios, lo que obligaba a que no sigamos pensando de manera tradicional. Será un cambio radical de la administración. Partiremos de puertos que se agrupan, y se hacen inversiones para estimular más”, comentó.

Durante una reunión con la Asociación Mexicana de Infraestructura Portuaria, Marítima y Costera (AMIP), el funcionario dejó en claro que ya se agotó el modelo tradicional en el que las API rentaban, a través de contratos de cesión parcial de derecho, las tierras, y se cobra una contraprestación, por lo que se debe evolucionar para tener una participación más activa en el comercio internacional.

El funcionario refirió que para lograr el cambio será fundamental modificar las leyes y reglamentos por parte de diversas dependencias, entre ellas, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a la que pertenece, y que está consciente de que habrá una mayor restricción de recursos presupuestales, por lo se usarán los propios ingresos de las API para la nueva era.

“Con los Sipcos vamos a lograr procesos más libres de reorganización, se agregarán atribuciones para invertir fuera de los puertos, recintos portuarios, con la decidida participación de los consejos de administración, en donde el gobierno tiene una participación relevante”, refirió el coordinador en su primera presentación pública.

Como ejemplo de la transformación (que en los tres siguientes años tendrá sus primeros resultados), explicó: “Puede llegar una empresa alemana al parque industrial que va a desarrollar una API y decir: quiero invertir, pero además me gustaría que ustedes formaran parte de la empresa. El consejo de administración de la API examinaría el caso para ver si acepta su participación en el parque o forma parte de la empresa extranjera”.

La nueva actividad

Como parte de la nueva integración comercial en los puertos (federales y estatales) que liderará la SCT están: parques industriales regionales con plantas energéticas, desarrollos urbanos y servicios asociados para la población (en este punto se pretende preguntar a las comunidades su opinión sobre los desarrollos y la eventual participación que puedan tener) o centros de enseñanza superior y tecnológica vinculada con los programas educativos locales.

Ante empresarios del sector, el funcionario reiteró que no se busca subir empresas a la API sino a los productos integrados que se generen, por ejemplo, si una empresa extranjera que tiene una terminal de carga conoce a empresas chinas que quieren establecerse en un puerto lo puede hacer y la API evaluará de qué manera puede asociarse para lograr un beneficio de dicha inversión, porque al final será un negocio donde las partes se beneficien.

Entre los planes de Héctor López está definir la manera en que los puertos podrían, o no, convivir con las Zonas Económicas Especiales —hay siete con declaratoria—.

“Hay que enmendar la plana a los itamitas (egresados del ITAM) que han desarrollado las teorías de las Zonas Económicas Especiales. Tenemos que coordinarnos para que no se dé lo que plantearon y defendieron: entregar los puertos para que ellos los manejen. Hay mucho que hacer en este tema”, comentó.

Respecto al intento de renovar la marina mercante, explicó que están detallando una estrategia para que el cabotaje sea una realidad como medio complementario de transporte, siempre con los pies en la tierra, porque no sería real competir con empresas como Maersk u otros consorcios navieros.

Desde su perspectiva, se trata de lograr un trabajo colaborativo y acercarse a los grandes usuarios del transporte terrestre, que están viviendo una crisis por las limitaciones que le está imponiendo la propia SCT, con el tema de pesos y dimensiones, además de altos precios de combustible, entre otras cosas.

En su propuesta, una API podrá preguntar a una empresa de consumo cuánto puede invertir (para sumar a lo que ellos aporten) para atender un servicio regular de transporte marítimo en recorrido de larga distancia. El autotransporte entregará la carga en un puerto y de ahí se subirá al barco para llevarlo a otra parte del país y fomentar el cabotaje.

“Vamos a crear carreteras marítimas. Así a todos los participantes del área naviera que se integren para grandes recorridos se asegurará el transporte, las rutas y los servicios regulares con tarifas adecuadas. Vamos a trabajar en los cambios legales”, puntualizó el coordinador general de Puertos y Marina Mercante.

Reformas a la ley de puertos

Excedentes que generan las API, para infraestructura

La Comisión de Marina del Senado aprobó reformas a la Ley de Puertos para establecer el reconocimiento de las Ciudades Puerto, y que 30% de los excedentes anuales que generan las administraciones portuarias integrales (API) se destinen a los gobiernos locales donde se ubican.

Ello, para realizar proyectos de mantenimiento de la infraestructura urbana, vías de acceso y mejora de servicios públicos en los municipios que se vean involucrados en la vida portuaria.

Con ello, se busca que los puertos colaboren en el desarrollo y crecimiento de las ciudades con las que colindan, para lo cual es necesario crear en la ley la figura de relación Ciudad Puerto, para lograr que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pueda destinar el porcentaje propuesto.

“Se trata de una acción noble para la población, para el estado, el municipio y la Ciudad Puerto”, expresó el presidente de la Comisión de Marina en el Senado, Eruviel Ávila Villegas.

En este sentido, la senadora Gabriela Benavides Cobos, invitada a la sesión como promotora de la iniciativa, expuso que se busca la justicia para las comunidades vecinas de instalaciones portuarias.

Además, expuso el caso de Manzanillo, con 160,000 habitantes, donde circulan más de 3,500 vehículos de carga pesada al día, con más de 100 agencias aduanales, más de 200 patios de contenedores, donde la API no puede apoyar en el desarrollo de la zona industrial con la que colinda porque la ley no le permite invertir fuera de su recinto.

Por ello, con esta reforma, las API van a poder colaborar con los municipios y contribuir en su crecimiento y desarrollo.

Las APl administran, supervisan, controlan y promocionan bienes, servicios y actividades dentro del recinto portuario. Operan con utilidades y recursos propios, de ingresos por concepto de cesiones, tarifas y prestación de servicios.

Ávila Villegas informó que este proyecto fue turnado también a la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado por lo que aún falta que ese órgano legislativo lo apruebe.

En cifras

En el Sistema Portuario Nacional se manejaron 266.6 millones de toneladas de carga en el periodo enero-octubre del 2018, 4.6% superior en comparación con el mismo lapso del 2017.

En lo que respecta al movimiento de petróleo y derivados, totalizó 108.6 millones de toneladas, que representan 40.7% del total nacional.

Los graneles minerales alcanzaron 64.0 millones de toneladas, que corresponden a 24.0% del total y los agrícolas con 15.0 millones participaron con 5.6%; en el manejo de la carga general contenerizada se obtuvieron un total de 44.5 millones de toneladas, que representa 16.8% del total nacional.

La carga general suelta participó con 8.6% del total con 22.8 millones de toneladas. En lo referente al manejo de otros fluidos diferentes al petróleo se movilizaron 11.5 millones de toneladas, alcanzando 4.3% del total.

En el tráfico de contenedores se operaron 5.8 millones de TEU, cantidad 8.7% mayor al movimiento registrado en el periodo enero-octubre del 2017.  En cuanto a los pasajeros de cruceros, sumaron 6.3 millones atendidos en 2,138 arribos (tasa de 9.6% anual). (Con información de Notimex)

[email protected]