Tapachula.- Fundada en 1997 y dirigida por el Padre Flor María Rigoni, la Casa del Migrante Scalabrini en Tapachula representa un reducto de esperanza y descanso para quienes la visitan.

Las instalaciones con cupo para 45 migrantes actualmente cuentan con 25 albergados, entre ellos hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, informó Irma Pundt, encargada voluntaria de la administración de la Casa del Migrante.

Indicó que ha bajado la afluencia de los migrantes, antes venían cientos y desde este año comenzó a reducirse el número. Antes había muchos heridos y amputados por las caídas que sufrían de los trenes, hoy son pocos los que vienen con alguna herida causada por los asaltos que tienen en la Frontera Sur, pero aquí se les da primeros auxilios .

En el periodo de enero a junio del año pasado la Casa del Migrante atendió a 2,657 migrantes, 42% hondureños, 35% salvadoreños y 23% guatemaltecos.

Aunque la voluntaria no quiso informar sobre la manutención del albergue, se observó en un lapso de media hora que tres personas se acercaron a donar ropa, alimentos y otros enseres. Así también, en la página Web de la Casa el Migrante de Tapachula se indica el número de cuenta para depósitos o transferencias internacionales.

Por su parte, la señora Claudia S., de religión católica y que se encontraba donando ropa, aseveró vine a dejar como 15 kilos de ropa usada pero limpia, cada semana vengo .

Finalmente, Byrob Sunun, migrante de origen guatemalteco, concluyó que está muy duro ahora llegar a los Estados Unidos. Mi deseo es llegar al estado de Denver en la Unión Americana, llevamos tres días aquí en la Casa del Migrante y nos han tratado bien .

apr