Puebla, Pue. Debido a la autorización tardía por parte de las autoridades a los locales de juguetes para vender en plena pandemia de Covid-19 con motivo del Día de Reyes Magos, se perderá el 60% de la derrama económica, previó la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) en Puebla.

Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente del organismo con más de 7,000 socios, explicó que desde el 29 de diciembre estaban cerrados los establecimientos a raíz del decreto estatal para un segundo confinamiento de negocios no esenciales, el cual terminará el 11 de enero.

Lamentó que este apoyo del gobierno estatal no se haya dado en los días que comenzó la demanda fuerte de juguetes, lo que hizo perder tiempo y que ahora sólo les den dos días para abrir y vender.

Reconoció que el inicio de año es complicado debido a que la economía está deprimida y muchas familias perdieron su ingreso a causa del confinamiento social, pero aun así harán un esfuerzo por comprar algún regalo para sus hijos, aunque no gastarán como en otros años, lo cual repercute en los negocios.

Puntualizó que diciembre y principios de enero son los de mayor venta para el sector juguetero, lo cual da para que hagan sobrepedidos y, con ello, puedan atender a los compradores que venían gastando entre Navidad y Reyes Magos hasta 7,000 pesos en esos productos para dos hijos; aunque el presupuesto es mayor si buscan dispositivos electrónicos como son consolas de video juegos, telefonía y tabletas.

Abastece al sur

Sostuvo que Puebla también es abastecedor de juguetes al mayoreo para entidades circunvecinas como Guerrero, Oaxaca, Hidalgo, Morelos, Tlaxcala y Veracruz, lo cual se perdió para la fecha de Reyes Magos.

De acuerdo a cifras de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) en Puebla, la derrama económica por juguetes fue de 1,065 millones de pesos en enero de 2020, lo cual no se lograría en este presente año.

Prósperi Calderón entiende la preocupación de las autoridades locales por evitar que se disparen los contagios de Covid-19, pero en los negocios están cumpliendo con las medidas sanitarias, donde sólo permiten un ingreso de personas para no tener aglomeraciones, sin que a la fecha se les puedan señalar de propagadores del virus.

Sostuvo que al menos socios de la Canaco no han reportado casos positivos de la enfermedad desde que reabrieron en agosto, debido a que han dotado de insumos al personal y están operando de manera parcial como ordenan autoridades, pese a que ello afecta las ventas.

De la misma forma, reiteró al gobierno municipal tener una estrategia para contener al comercio informal que está desbordado más allá de la venta especial de juguetes, porque son los integrantes de ese sector que no cumplen con las medidas sanitarias y representan un foco de contagios.

rrg