Guadalajara, Jal. Debido a que continúa en aumento el número de contagios de Covid-19, y a que la mayoría de las empresas no atendió el llamado para escalonar los horarios de ingreso y salida de los trabajadores, lo que impactó en el nivel de riesgo en el transporte público, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, anunció la implementación de un “botón de emergencia” que, de activarse, podría “parar en seco” toda actividad industrial, comercial y de servicios.

“Si la dinámica de la pandemia que ha vivido Jalisco en los últimos días se mantiene, y las personas siguen sin comprender el nivel de riesgo que representa romper el confinamiento y salir a las calles impactando la movilidad de la ciudad, se pondría en riesgo la vida de cientos de jaliscienses y (habría) la necesidad de parar en seco todas las actividades en el estado mediante un botón de emergencia”, afirmó el mandatario en un mensaje a través de sus redes sociales.

Explicó que dicho botón consta de dos indicadores que definirán si es necesario o no detener toda actividad económica en la entidad. El primer indicador se refiere a la saturación del sistema hospitalario y, el segundo, a la tasa de incidencia semanal por fecha de inicio de síntomas.

“Si el primer indicador llega a 50% o el segundo llega a 400 casos por cada millón de habitantes, vamos a tener que parar una vez más. Así de claro. Hoy estamos en el primer indicador en 26% y, en el segundo, en 290”, precisó.

“Al decir parar en seco nos referimos a una medida más drástica que la que tomamos en la primera etapa del aislamiento social. Significaría cerrar toda la industria, el comercio y los servicios. Sólo se mantendría la operación de los servicios de salud, de seguridad y los relacionados con abasto de alimentos”, puntualizó el gobernador.

“En este periodo de confinamiento total no podrían operar los restaurantes ni en su modalidad de servicio a domicilio. No habría servicio de transporte público salvo para atender la demanda del personal de salud y de seguridad; no podrían operar los tianguis, ni los bancos, ni las iglesias, ni el gobierno, ni las plazas o corredores comerciales. Sólo podrían abrir entre semana mercados y tiendas de autoservicio, solamente para venta de alimentos”, subrayó el mandatario jalisciense.

El titular del Ejecutivo anunció, asimismo, que el próximo 15 de julio dará a conocer un nuevo instrumento denominado “tablero de riesgo”, mismo que definirá cómo y cuándo podrá reactivarse 28% de las empresas que no han podido reiniciar operaciones, como son los cines, teatros, bares, salones de eventos, centros de convenciones y casinos.

Destacó que las medidas implementadas desde el inicio de la pandemia colocan a la entidad en el quinto lugar nacional con la menor tasa de casos acumulados, la octava menor tasa de casos activos y la séptima menor tasa de mortalidad en el país.

Luego de sostener una reunión con la Mesa de Salud y la Mesa de Reactivación Económica, Enrique Alfaro indicó que la situación epidemiológica actual abre la posibilidad de “parar en seco” la movilidad en el estado.

estados@eleconomista.mx