Monterrey, NL. La descentralización de secretarías hacia estados fronterizos, propuesta por el nuevo gobierno federal, traerá beneficios para las entidades federativas, comentó a El Economista Kristobal Meléndez Aguilar, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Añadió que la instalación de la Dirección General de Aduanas, en Nuevo Laredo, sería positiva para el comercio con Estados Unidos.

“Se dejaría a Baja California el Instituto Nacional de Migración, porque es por donde pasan más personas y en Nuevo Laredo se centralizaría el paso de mercancías, aunque el comercio con California representa un monto considerable”, explicó.

Al respecto, representantes de organismos intermedios de Tamaulipas han mencionado que esta decisión traería más inversión en vivienda, comercio y servicios.

Julio César Almanza Armas, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio de la República Mexicana de Tamaulipas, declaró que esta propuesta traería mayor dinamismo al comercio exterior en esta frontera, además de mejorar el control aduanero de regímenes de importación temporales.

Jaime Mireles de la Cruz, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Nuevo Laredo, declaró que la descentralización de la aduana se hará de manera paulatina.

Nuevo Laredo ocupa el lugar 137 de 230 municipios en donde se midió “La violencia en los municipios de México, 2017”, elaborado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal en febrero del 2018.

Sin embargo, Ciudad Victoria, Tamaulipas, aparece en este índice en el lugar 20 entre los municipios con mayor violencia en el país.

Kristobal Meléndez comentó que, de continuar la inseguridad en el estado, “se tendría que contar con un plan de apoyo para evitar que Nuevo Laredo sea afectado por la delincuencia”.

Proyecto de Nación

En el Proyecto de Nación 2018-2024, del virtual presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, se menciona que con la descentralización del gobierno se tendrían que analizar los aspectos sociales, económicos y ambientales para que sea un proceso que ayude a la reactivación económica, para generar empleo y bienestar a las comunidades.

Además, se logrará que los diversos trámites administrativos y de gestión sean más eficientes para facilitar su operación a distancia.

Sin embargo, “se tendría que abrir el diálogo con los distintos gobiernos de los estados, para conocer sus planteamientos y enriquecer este programa”, indica el proyecto.

[email protected]