Querétaro, Qro. Frente a una coyuntura de incertidumbre en el sector productivo, la industria del plástico se mantiene sin fijar expectativas de crecimiento para el 2019.  

Mientras al arranque de este año, este segmento fabril estimaba un crecimiento de entre 5 y 7% a lo largo del año, a junio la estimación de crecimiento queda incierta, refirió el presidente del Clúster de Plásticos del estado, Venancio Pérez Gómez. 

Las amenazas que ha lanzado el presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer nuevos aranceles a las exportaciones mexicanas, ha sumado incertidumbre a las actividades productivas.  

“Hasta antes de esto de los aranceles pensábamos que íbamos a llegar a crecer 5%, con respecto al 2018, de 5 a 7%, pero ahora no sabemos”, dijo Pérez Gómez.  

El primer trimestre del 2019 fue el periodo más bajo productivamente para esta industria, posteriormente en el segundo trimestre se comportó similarmente al mismo periodo del 2018. 

La incertidumbre que prevaleció en los primeros meses del año también estuvo acompañada del detenimiento en las tomas de decisiones de inversionistas, quienes mantuvieron cautela para los proyectos de inversión. 

“En el primer trimestre había mucha incertidumbre, sobre todo en los consorcios globales donde tenían hasta cierto punto detenidas las inversiones o las ampliaciones o los desarrollos de nuevos productos, esperando ver una estabilidad, en el segundo trimestre ya empezó a moverse y consideramos que ahora si se presenta la oportunidad, vamos a poder repuntar”, confió  

 Pese a este panorama, destacó que para el próximo semestre del año hay expectativas de que la actividad industrial repunte y genere condiciones de estabilidad.  

Sin embargo, la posible imposición de aranceles a los productos mexicanos tendría impacto en esta industria a través de los productos que se exportan y que contienen componentes producidos a base del plástico.  

Ante la amenaza que mantiene el gobierno de Estados Unidos, que ha dejado abierta la posibilidad de que -a 45 días después de los acuerdos pactos con el gobierno mexicano- imponga los aranceles de 5% a las exportaciones, es una situación que sigue generando incertidumbre por los efectos que esta decisión tendría en la economía mexicana, específicamente en la depreciación del peso y con ello el impacto que generará en insumos del sector plástico que se tasan en dólares.  

“Temor sí hay, porque primero si hay aranceles y todo, lo más probable es que haya una devaluación del peso, si hay una devaluación del peso, automáticamente la materia prima, ustedes saben que un buen porcentaje es dolarizado, no importado, pero sí esta dolarizado”, explicó.  

Un kilogramo de resina – expuso- cuyo costo puede oscilar de 20 hasta 80 pesos, podría elevarse a 100 pesos, para las empresas mexicanas que compran en pesos los insumos cuyo precio se fija en dólares.  

“Va a costar cuatro o tres dólares el kilo de resina, pero en lugar de costará 20 pesos, 60 o 80 pesos, va a costar 100 pesos o más, sobre todo para el primer golpe que compras el material y ya tienes que pagar a un nuevo tipo de cambio, eso sí va a impactar”, pronunció.  

En el estado radican 200 empresas dedicadas a la industria del plástico, que se desarrollan en industrias como electrodomésticos, partes automotrices, entre otros.   

Durante el primer bimestre del año, el valor de producción manufacturada del segmento de plásticos y hule fue de 3,348.9 millones de pesos, una variación anual de 3.6%, frente al mismo periodo del 2018 cuando sumó 3,232.0 millones de pesos. 

Sin embargo, en el periodo enero-febrero del 2018, la variación anual fue de 10.6%, de acuerdo con los registros de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera.

[email protected]