Concluida la huelga del Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ), las pérdidas por el paro de actividades en la institución educativa ascenderían a 42 millones de pesos.

Tras siete días de paro, el STEUAQ obtuvo un incremento directo al salario de 4%, un alza de 2.4% en prestaciones no ligadas al salario, 50 bases para los trabajadores, con el compromiso de incrementar este número de forma anual, y una bolsa de 1.3 millones de pesos para la carrera administrativa. Para cerrar las negociaciones, el gobierno del estado aportó un monto de 2.5 millones por concepto de un estímulo anual administrativo.

Como parte de los acuerdos, la UAQ debió firmar una garantía de honor, que consta que no habrá despidos ni represalias en contra de los inconformes.

La huelga se levantó el jueves; no obstante, no fue sino hasta el viernes cuando se comenzaron a retirar las banderas rojinegras, pues se retrasó la firma de los acuerdos en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje respecto de la lista de las personas que obtendrían las primeras 50 bases.