Puebla, Pue. El boom inmobiliario que sigue generando el fraccionamiento Lomas de Angelópolis, ubicado en el municipio de San Andrés Cholula, ahora atrajo al Grupo Forms, el cual inició la construcción del rascacielos más alto de Puebla, con 58 pisos y en el que habrá 640 departamentos, cuya primera fase se entregará en marzo del 2023.

De acuerdo con la información proporcionada a El Economista, el proyecto está en proceso, el cual generará alrededor de 5,000 empleos en las distintas etapas, ya que llevaría más de dos años terminarse, aunque el monto de la inversión hasta el momento no ha sido revelado.

El edificio tendrá amenidades similares a las de un hotel de lujo, pero con un mínimo costo de operación para los dueños de cada departamento, ya que contará con business center, gym completamente equipado, simulador de golf profesional, canchas de paddle, drof escolar y spa categoría especial.

El nuevo desarrollo residencial fue llamado OAK58, el cual tendrá una altura de 230 metros que, a decir de la firma constructora, se posicionará como el único proyecto de ese estilo y magnitud en todo el país.

Además, el proyecto considera otra torre de 48 pisos, por lo que se unirá a la otra por la base y mediante dos puentes aéreos, por lo que tendrá una tecnología de punta en materia antisísmica.

En las torres se colocarán disipadores de energía SLB (Shear Link Bozzo), el cual se basa en el aumento localizado de la ductilidad del edificio, permitiendo una reducción significativa en las fuerzas inducidas por un sismo de alta intensidad.

Zona conurbada

De acuerdo con expertos inmobiliarios locales, se trata de un proyecto de alto costo, lo que abona al auge inmobiliario que sigue teniendo Puebla en su zona conurbada en los límites con el municipio de San Andrés Cholula, en este último es donde se encuentra el fraccionamiento de mayor plusvalía que es Lomas de Angelópolis, el cual inició su desarrollo en el 2003.

Asimismo, es el fraccionamiento más grande en su tipo, ya que se proyectó para tener 19,000 viviendas en un lapso de diez años, contando con 470 hectáreas, dividido en cinco partes.

Sin embargo, en la actualidad sigue creciendo hacia el municipio de Santa Clara Ocoyucan por el lado de la junta auxiliar Santa María Malacatepec, con lo que la mancha urbana se ha ido expandiendo hacia el sur del lado de la ciudad de Puebla.

estados@eleconomista.mx