Cancún, QR. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) dio a conocer que en un periodo de 15 días hábiles el gobierno federal liquidará un adeudo con ejidatarios del municipio Felipe Carrillo Puerto, en la zona maya de Quintana Roo, para después seguir avanzando en las negociaciones para la incorporación de tierras ejidales de esa región al proyecto del Tren Maya.

El pago corresponde a la expropiación de tierras que se hizo para la construcción de la carretera federal 307 (Cancún-Chetumal), la cual data de hace más de dos décadas.

“Éste es un gobierno diferente, que cumple los compromisos que adquiere con la gente, pueden tener la total seguridad de que el pago se realizará, ya que ese fue el acuerdo alcanzado en la asamblea celebrada el 19 de junio”, se lee en el reporte de Fonatur.

Se explica que el trámite de los pagos se retrasó y no fue posible realizarlo en la fecha acordada anteriormente, dadas las circunstancias que se han presentado en el país debido a la contingencia sanitaria generada por Covid-19.

“El pago se llevará a cabo con apego a la normatividad del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) dentro de un periodo máximo de 15 días hábiles, tomando en cuenta las medidas sanitarias establecidas por la Secretaría de Salud”, se añade.

Contexto

En diciembre del 2019, El Economista entrevistó a Ponciano Genero Martín Esquivel, miembro del ejido de Felipe Carrillo Puerto, quien explicó que en realidad son seis los ejidos que esperan el pago de indemnización por la expropiación de sus tierras para la construcción de la carretera 307 que va desde Chetumal hasta Cancún.

Reveló que previamente habían entregado una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador durante la visita que realizó al municipio de Felipe Carrillo Puerto, en la que se unen a la petición hecha por otros ejidos del estado, solicitando que antes de continuar con el Tren Maya se liquiden las indemnizaciones para la construcción de carreteras en el estado.

Martín Esquivel comentó que el adeudo data de finales del sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León y principios del gobierno de Vicente Fox.

Un avalúo realizado por los propios ejidatarios arrojó que el monto actualizado de la deuda asciende a los 200 millones de pesos, pero están conscientes de que se debe realizar otro avalúo por parte del Indaabin para negociar el valor más cercano a las exigencias de las asambleas ejidales.

Entre los ejidos a los que se les adeuda se encuentran Xmaben, Chacchoben, Andrés Quintana Roo, Sun Yax Chen, Hazil y Felipe Carrillo Puerto.

estados@eleconomista.mx