El fantasma de la recesión está pisando los talones de las economías de Baja California Sur, Sonora y, sobre todo, de Baja California y Campeche. Estos estados registraron al menos dos trimestres negativos en materia de crecimiento, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Campeche y Baja California son las entidades más afectadas. Ambas acumularon cuatro trimestres de contracción económica de septiembre del 2013 a igual mes del 2014 (según el último dato disponible).

En ese periodo, la caída promedio en el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), que anticipa la tendencia del Producto Interno Bruto (PIB), fue de 3.3 y 1.7% en Campeche y Baja California, respectivamente.

El problema en Campeche no sólo está en los números rojos de su economía, sino en variables como empleo y el crecimiento de las personas que no pueden adquirir una canasta alimentaria con su salario laboral.

En el 2014 fue el único estado que no generó empleos formales; por el contrario, registró una merma de 2,920 plazas, según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Además, la tasa de desempleo promedio de enero a septiembre del 2014 aumentó con respecto a igual periodo del 2013, al pasar de 2.56 a 2.6 por ciento.

En tanto, el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza del Coneval, que proyecta la tendencia de la población que no puede adquirir una canasta alimentaria con su salario, aumentó 11.59%, cuando a nivel nacional el alza fue de 3.1 por ciento.

Técnicamente está en recesión Campeche, si no está muy cerca de hacerlo , comentó Jesús Sánchez Arciniega, investigador de la UNAM.

Su situación, agregó, se puede ver más afectada por la baja en los precios del petróleo, ya que es el estado que depende más de esta materia prima.

De acuerdo con el Inegi, 91% de las actividades secundarias del estado está en la industria petrolera, la cual aporta 71% de su PIB.

Baja California

El caso de esta entidad es un poco distinto. Sí generó empleos formales en el 2014 (51,045), incluso más que en el 2013, pero su tasa de desempleo aumentó de 5.4 a 5.9%, en promedio.

En tanto, el indicador de pobreza laboral creció 0.9%, menos que a nivel nacional.

El problema en el estado, según la iniciativa Privada, fue el aumento en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), en enero del 2014.

En palabras de Juan Manuel Hernández Niebla, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana (CCE), estas cifras del ITAEE confirman el ambiente recesivo en los sectores productivos de la región, con excepción del industrial.

Baja California Sur y Sonora

Estos dos estados acumularon dos trimestres de números rojos en su economía de marzo a septiembre del 2014, en los cuales promediaron una baja de 2.3 y 1.2 en Baja California Sur y Sonora, respectivamente.

También generaron más empleos, pero en el caso del primero la tasa de desempleo aumentó de 5.5 a 5.7% y, en el segundo, de 5.4 a 5.6 por ciento.

La pobreza laboral creció 3.9 y 4.7% en BCS y Sonora, respectivamente.

Ags, la joya de la corona

El Inegi dio a conocer los resultados de la actividad económica estatal del tercer trimestre del 2014. De las 32 entidades, cinco registraron una contracción. Además de los cuatro mencionados, destacó el DF con una baja de 0.1 por ciento. En tanto, Aguascalientes mostró el mayor crecimiento con respecto a junio-septiembre del 2013, con un avance de 11.1 por ciento.

INEGI

[email protected]