Monterrey, NL. La Procuraduría Estatal de Desarrollo Sustentable realizó una inspección a la empresa Pega King, con el objetivo de evaluar la cantidad de residuos generados, tras un incendio que provocó el derrame de pegamento en el Río La Silla.

Ésta es un área natural protegida, por ello, Parques y Vida Silvestre, junto con elementos de dicha Procuraduría realizaron un recorrido por el afluente, sin encontrar afectaciones importantes en la flora y fauna.

Lo anterior porque el material derramado se disolvió con el agua y la misma corriente del río ayudó para su limpieza, indica un comunicado del gobierno estatal.

Por otra parte, se están revisando las autorizaciones en materia ambiental de la mencionada empresa.

Personal de Agua y Drenaje de Monterrey se presentó en el lugar y manifestó que no tenían reporte de que el material derramado llegara hasta sus plantas.

Además se realizó un monitoreo al sistema de alcantarillado de la zona donde se observó un fluido color blanco grisáceo, descartando mayores afectaciones.

Se dio aviso a la Comisión Nacional del Agua para atención y seguimiento del incidente, así como para coordinar una visita en conjunto.

A su vez, personal de la Secretaría de Salud estatal descartó que se hayan presentado afectaciones a los vecinos, hasta la mañana de este lunes.

Sin embargo, exhortaron a la población a no consumir ni hacer uso del agua del afluente hasta que no se hayan realizado estudios más a fondo para descartar cualquier tipo de riesgo.

En contexto, un incendio ocurrido en la madrugada del pasado sábado 28 de julio, provocó que un contenedor de resistol blanco de 5 metros cúbicos se dañara, ocasionando un derrame en un pluvial que conecta con el Rio la Silla.

Personal de la empresa y elementos de Protección Civil de Monterrey, contenían y recuperaban el material, vertiendo arena en la carpeta asfáltica para luego removerlo y depositarlo en sitios autorizados.