Que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) haya desechado la controversia constitucional contra los resultados del Censo 2020 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), provocará que el Estado de México tenga cada año una baja presupuestal por más de 4,500 millones de pesos, aseguró el gobernador Alfredo Del Mazo Maza.

Durante el inicio de la Campaña de Acopio de Árboles de Navidad y entrega de apoyos forestales, explicó que esta baja de recursos se centran en el rubro de las participaciones, necesarias para continuar con el plan de reactivación.

“¿Esto por qué nos afecta? porque significa más de 4,500 millones de pesos al año en participaciones para el Estado de México", recalcó desde el Vivero Forestal Ocoyoacac.

El mandatario puntualizó que pese a que el recurso jurídico no pasó, se trabajará directamente con el Inegi para buscar una solución que permita a la entidad percibir las participaciones que le corresponden y así evitar la reducción.

“Necesitamos seguir impulsando y promoviendo que se le reconozca al Estado de México la población que realmente tiene y que las participaciones que le corresponden al Estado de México sean acordes a la población", ahondó.

Alfredo Del Mazo resaltó que la entidad mexiquense, al ser la más poblada del país con cerca de 18 millones de habitantes, afronta muchas necesidades y más en tiempos de pandemia, por lo que se también se comunicarán con más instancias federales para que se reconozca su realidad demográfica y obtener un resultado más favorable.

"Vamos a seguir con el Inegi y buscando cada uno de los espacios que tengamos para poder luchar por este reconocimiento a la población del Estado de México y a los recursos que le corresponden a las familias", determinó.

Situación

El gobernador detalló que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo y el Censo de Población y Vivienda son variables que se toman en cuenta para las fórmulas del gasto federalizado, y a partir de ellas se determinan los montos de participaciones que se les dará las entidades para sus ejercicios fiscales.

En ese tenor, expuso que antes de darse a conocer los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi, en el país había una población aproximada a los 127.2 millones de habitantes; sin embargo, con el nuevo ejercicio estadístico se registraron 126.1 millones; los 1.1 millones de personas menos se centraron en la entidad mexiquense.

Con esta disminución de población las fórmulas de distribución también se tuvieron que modificar, lo que generó que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público contemplara reducir el monto de las participaciones federales para el Estado de México.

Alfredo Del Mazo subrayó que desde que se conocieron los datos del Censo 2020, el gobierno estatal comenzó a buscar diferentes recursos para luchar por esta diferencia, y por lo cual se interpuso un recurso de controversia, que fue rechazado el pasado miércoles por la SCJN.

"Si todo el país bajó 1.2 millones, pues no hace sentido que el Estado de México haya bajado en un 1.1 millones de habitantes, de manera proporcional quizás sí, pero no hace sentido que más de 90% de lo que bajó el país en población se lo quiten al Estado de México”, ahondó el mandatario. 

También hay que señalar que durante el año pasado se creó un bloque de estados liderados por Ciudad de México, Jalisco y Veracruz para que se apliquen los nuevos datos divulgados por el Inegi y con ello, lograr la reducción de recursos para la entidad mexiquense y que a ellos se les incremente el gasto federalizado.

Presupuesto

La decisión de la SCJN también destaca en un entorno en donde el Paquete Fiscal 2022 del estado no ha sido aprobado. Para este año el monto presupuestal es de 326,497 millones de pesos.

Entre las razones para que no se apruebe hasta el momento destaca que el Grupo Parlamentario Morena rechaza la propuesta de la autoridad estatal de generar un endeudamiento por 9,500 millones de pesos.

estados@eleconomista.mx