Puebla, Pue. De los siete proyectos de hoteles boutique contemplados en el primer trimestre para la zona del Centro Histórico y que fueron frenados por el encarecimiento de propiedades, los cuales representaban una inversión de 300 millones de pesos, sólo se retomarán tres para la segunda mitad del año en curso.

Leobardo Espinosa López, presidente del Programa Tesoros de México en la entidad, explicó que las inversiones de los tres proyectos próximos a ejecutarse, y que oscilan entre 40 y 50 millones de pesos, se realizarán en barrios tradicionales que están alrededor de la zona histórica.

Comentó que las obras están planeadas para seis u ocho meses, de acuerdo con lo que tienen previsto los empresarios originarios del Estado de México, Guanajuato y España.

El boom de este sector representa un atractivo para los inversionistas, quienes han visto el crecimiento de la demanda y su necesidad de más complejos de este tipo, los cuales tienen como mercado principal el turismo extranjero.

Explicó que con los 10 hoteles con 30 y 40 habitaciones en promedio, la ocupación es de 80% entre semana, mientras que en sábado y domingo están a su máxima capacidad.

En la inversión total, añadió, se incluye la compra del inmueble, cuyo valor es de 5 millones de pesos, por lo que con el resto del dinero se intervendrá de acuerdo con los lineamientos del Instituto Nacional de Antropología e Historia y del ayuntamiento.

Acuerdan precios

Asimismo, comentó que los hoteleros lograron con los dueños acordar un precio justo, ya que los segundos pedían hasta 10 millones de pesos, a pesar de que las casonas se encontraban en graves deterioros al grado de que estaba apuntalados con polines.

“Entendemos que los propietarios quieran sacar provecho a un espacio que dejaron de usar hace décadas y que funcionaban como vecindades, pero no pueden pedir demasiado cuando hay interés por adquirirlo”, expuso.

Espinosa López dijo que hay cientos de inmuebles con esas condiciones en el Centro Histórico, los cuales pueden ser susceptibles para hacer más hoteles boutique o espacios comerciales; sin embargo, cuando existe demasiada especulación en precios se frenan los planes de desarrollar algún proyecto.

Explicó que un huésped gasta el doble en comparación con un hotel convencional, ya que busca una experiencia y confort en atención durante su estancia que es de cinco días.

Indicó que los clientes frecuentes son hombres de negocios y matrimonios de jubilados, quienes viajan al menos cuatro veces al año, a cuyo mercado se le puede sacar más provecho si se detonarán más hoteles de este tipo.

Los costos de alquiler oscilan entre 1,500 y 2,000 pesos por día, cifra inferior a lo de un cuarto del mismo tipo en San Miguel de Allende, Guanajuato, que cuesta el doble, señaló.

estados@eleconomista.mx