Monterrey, NL. Con el objetivo de que las empresas no esenciales cumplan con el decreto que emitió el gobierno federal el pasado 30 de marzo de cerrar operaciones para evitar contagios por coronavirus, la Secretaría de Economía y Trabajo de Nuevo León ha realizado inspecciones en 503 empresas.

Roberto Russildi Montellano, titular de la dependencia, informó durante una conferencia de prensa, que de un total de 503 empresas, 72 siguen operando porque son esenciales, 154 están detenidas y 277 cerraron operaciones parcialmente.

El funcionario indicó que llegó a un acuerdo con la Cámara Mexicana de la Industria de Construcción y con la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) quienes aceptaron cerrar sus operaciones.

El funcionario dijo que el sector de la construcción, fuera de obras esenciales está cerrado, también están cerradas las pedreras y concreteras.

“Tenemos muchas denuncias de trabajadores que interpretan que no es esencial (la operación que realiza su empresa) y siguen trabajando”, por ejemplo los call centers.

El acuerdo federal es muy ambiguo y le falta rigor sobre las actividades esenciales, dijo, por ello presentó la lista de sectores esenciales para la actividad económica de Nuevo León.

Sector salud: actividades médicas, paramédicas, administrativas, servicios, proveeduría, producción y distribución de farmacéuticos, manufactura de insumos o equipamiento médico, tecnologías, disposición de residuos biológicos infecciosos, limpieza y sanitización.

Sector de alimentos: industria de bebidas no alcohólicas, mercados de alientos y supermercados, tiendas de autoservicios, abarrotes, venta de alimentos preparados.

Transporte público, de carga, aeropuertos, puertos y ferrocarriles.

Industria y comercio: servicios financieros, de recaudación tributaria, almacenamiento y cadena de frío, venta de energéticos, gasolineras y distribución de agua potable, producción agrícola, pecuaria y agroindustria, química, productos de limpieza y ferreterías.

Sector informativo: servicios de mensajería, telecomunicaciones, seguridad privada, guarderías y estancias infantiles, asilos, refugios, servicios privados de emergencia, funerarias.

Incentivos

Russildi Montellano explicó que las empresas están detenidas y necesitan apoyo federal, por ello le están pidiendo a la federación a través del gobernador Jaime Rodríguez, así como de la Asociación de Secretarios de Desarrollo económico el diferimiento de impuestos y obligaciones patronales.

En cuanto al Plan Emergente para el Bienestar y el Empleo que presentó el  domiingo 5 de abril el Presidente de la República, Russildi comentó: “No es lo que esperábamos, las 300,000 tandas es un programa normal, ahorita las pymes están batallando (para salir adelante)”.

[email protected]

kg