Monterrey, NL.  En la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador de este martes, empresarios de Nuevo León respaldaron la prioridad de apoyar a los más pobres, pero también dijeron que es necesario proteger el empleo, por lo que se requiere de una política pública enfocada a cero despidos y cero cierres de empresas para que la crisis actual por el coronavirus sea transitoria.

En un comunicado el Grupo de los Diez, que conforman empresas como Alfa, Cemex, Vitro, Femsa, Xignux, Frisa, Soriana, Cydsa, Lamosa y Gruma, le ofrecieron a López Obrador su solidaridad, a pesar de tener diferentes puntos de vista acerca de cómo abordar la presente crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del Covid-19.

Consideraron que si miles de micro, pequeñas y medianas empresas quiebran, muchos de sus trabajadores podrían caer en situación de pobreza en pocos meses, por lo que se vuelve necesario apoyar a estas compañías con líquidez y así evitar la afectación de las cadenas productivas y de proveeduría.

“No se trata de rescatar empresas, sino de evitar que una crisis de liquidez se transforme en una de insolvencia. Ante esta crisis es necesario que los recursos de la banca de desarrollo de NAFIN se amplíen en monto y flexibilicen su manera de trabajar”, se manifestó durante la reunión.

Los empresarios refirieron que han comprometido recursos materiales a tres iniciativas de beneficio directo a la comunidad de Nuevo León: compra de insumos médicos estratégicos, transferencias a trabajadores desempleados y fabricación de ventiladores de bajo costo.

Además, se apoya al gobierno de Nuevo León en la gestión de la crisis sanitaria a través de la asesoría de consultores especializados, a fin de enfrentar de la manera posible la presente pandemia en el estado, como se hizo en las graves inundaciones de Monterrey en 1988 y 2010.

Luego de valorar la disciplina fiscal del gobierno federal, los líderes empresariales consideraron que las intervenciones del gobierno también deben centrarse en reducir la incertidumbre y crear confianza, porque esto ayuda a disminuir la intensidad y la duración de la crisis.

Dadas las medidas fiscales que la mayoría de los gobiernos alrededor del mundo están tomando, México podría adoptar una postura fiscal más expansiva y tomar medidas que hagan creíble que el país tendrá una trayectoria de deuda sostenible una vez superada la crisis, mencionaron.

“Los empresarios no somos sus adversarios, por el contrario, somos un componente indispensable en la eventual recuperación económica de nuestro país”, afirmaron al Presidente.

En la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, estuvieron Armando Garza Sada, presidente del Consejo de Administración de Alfa; Adrián Sada Cueva, director general de Vitro; Juan Ignacio Garza Herrera, director general de Xignux; Eduardo Garza T. Junco, director general de Frisa; Rogelio Zambrano Lozano, presidente del Consejo de Administración de Cemex y Enrique Zambrano Benítez, director de Grupo Proeza.  

De manera remota estuvieron presentes Eduardo Garza T. Fernández, presidente Ejecutivo del Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica; Federico Toussaint Elosúa, presidente del Consejo de Administración de Lamosa; José Antonio Fernández Carbajal, presidente del Consejo de Administración de Femsa; Juan Antonio González Moreno, presidente del Consejo de Administración de Gruma; Raúl Gutiérrez Muguerza, presidente de Grupo DeAcero; Ricardo Martín Bringas, director general de Organización Soriana; Tomás González Sada, presidente del Consejo de Administración de Cydsa,  y Jesús Viejo González, secretario Técnico del Consejo Nuevo León.

[email protected]

kg