El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, confirmó el apoyo que realizará el Poder Ejecutivo para amortizar la deuda que el Poder Legislativo sostiene con la constructora Bajío Post y, así, liquidar el costo de la obra.

El recurso que necesita el Congreso local para solventar su adeudo es de 180 millones de pesos. Con una inversión de 20 millones extra el Estado podría comprar dos teatros de la República, al costo que oferta actualmente la Junta Josefa Vergara.

El Ejecutivo reconoció que existe el interés de apoyar a los diputados a través de un préstamo, para evitar el endeudamiento debido a la tasa de interés estipulada en el contrato, de 18 por ciento.

Esperamos el planteamiento de la deuda que tienen; en vez de que les cobren los bancos, le vamos a cobrar nosotros, pero sin intereses , destacó el mandatario.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto, Eric Salas, se dijo a favor de que el Ejecutivo descuente anualmente de su presupuesto la partida destinada al pago de la sede; sin embargo, consideró como una mejor opción recibir los recursos a fondo perdido para evitar adeudos.

Sería a fondo perdido o no lo podríamos recuperar. En todo caso, esos 180 millones los metemos en el presupuesto, y no será un préstamo, sino un adelanto .

No obstante, el legislador comentó que de ser necesario buscarán ampliar el recorte a su presupuesto disminuyendo su gasto corriente.