Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El Programa Educampo, de la Fundación Sembrando Trabajo, benefició directamente a 452 productores chiapanecos e, indirectamente, a un 1,356 personas durante el último ciclo agrícola, aseguró Itzáe Castillo Toledo, educadora social de la Fundación.

Castillo Toledo señaló que a nivel nacional la Fundación nació en 1963 y llegó a Chiapas en 2007, porque los cultivos se estaban abandonando, las tierras estaban ociosas y la gente ya no sembraba en las cantidades de antes .

Mencionó también que durante el último ciclo trabajaron con 452 productores, de los cuales 47% eran hombres y 3% mujeres, quienes conformaron 57 grupos solidarios de trabajo. Cabe enfatizar que los productores recibieron siete capacitaciones, enfocadas la organización formal, durante el ciclo, dos en el área técnica y cinco en el área social.

Estos grupos de trabajo estuvieron distribuidos en 55 localidades de 10 municipios del estado de Chiapas, que incluyen a Jiquipilas, Ocozocoautla, Villaflores, Suchiapa, Tuxtla Gutiérrez, Chiapa de Corzo, Acala, Carranza, Villa Corzo y La Concordia.

La educadora social precisó que el Programa trabajó con 2,509 hectáreas sembradas con maíz, cifra que refleja incremento de 30% de superficie, respecto al ciclo pasado, por productor.

Los campesinos inscritos en 2010 dieron una garantía líquida de 1, 200 pesos, cantidad que incrementó a 1,300 pesos para este año, recurso descontado de su cuenta total al término del ciclo.

En un ciclo agrícola Educampo realiza las siguientes actividades: promoción, conformación de grupos solidarios de trabajo, entrega de insumos (cuyo precio en 2010 que de 5, 763 pesos por productor y este año será de 6, 474 pesos), además de capacitación técnica, capacitación social, asistencia técnica, acompañamiento y comercialización.

BVC