Toluca, Edomex. Los parques recreativos en el Estado de México lograron atraer en la última década la atención de los mexiquenses, quienes preferían viajar al Distrito Federal y otros estados cercanos por la escasez de opciones en espacios de diversión.

El auge de los parques de diversiones ubicados en el Edomex va en ascenso. El Bioparque Estrella, por ejemplo, recibe al año 600,000 visitas y deja ganancias por cerca de 95 millones 400,000 pesos.

El gerente de Mercadotecnía, Gerardo López Santamaría, aseguró que el centro de entretenimiento, que se localiza en el municipio de Jilotepec, se coloca entre las preferencias recreativas del público de la entidad, así como del DF, Michoacán, Hidalgo y Querétaro.

Informó que en el marco de la celebración del Día del Niño la siguiente semana prevé atender a 40,000 personas, lo que generará una derrama económica aproximada por 6 millones 360,000 pesos.

Aseguró que Bioparque Estrella en Monterrey enfrenta una crisis severa, debido al bajo índice de visitas que fue causado por el ambiente de violencia que se vive en ese estado.

EN LA COMPETENCIA

Dentro de la competencia se encuentra Xochitla, ubicado en el municipio de Tepotzotlán, al cual llegan 350,000 visitas al año. El grueso de los asistentes se tiene en Semana Santa y en las vacaciones de verano.

Karen Campo Garrido, encargada del área de Comunicación Institucional, aseguró que el parque es autosuficiente financieramente, pues de sus ingresos anuales, que son de 61 millones de pesos, sólo 5% corresponde a donaciones.

Dio a conocer que invierten 5% de sus ganancias en mantenimiento o modernización de infraestructura, atención al público, equipo operativo y nuevas atracciones para atraer a más visitantes.