Guadalajara, Jal. El grupo jalisciense Dulces de la Rosa, principal empresa de confitería en la región, proyecta concretar en un plazo máximo de dos meses, la producción de leche de cabra que servirá de insumo para la elaboración de sus dulces y chocolates.

El director general del grupo, Enrique Michel Velasco, sostuvo que la nueva planta productora de lácteos, requirió una inversión de 15 millones de dólares. En principio contará con 500 cabras, un centro de ordeña y una secadora de leche para deshidratar el lácteo, aunque en el futuro, la intención es contar con 2,500 cabezas de ganado.

Según Enrique Michel, el empleo de leche de cabra es ya una tendencia a nivel mundial debido a que su producción supone ahorros significativos en el consumo de agua, pero además representa amplias ventajas para el grupo dulcero debido a que tiene mayor calidad que la leche de vaca y proporciona un mejor sabor a la confitería.

En principio se irá sustituyendo el producto de vaca y conforme vaya creciendo la producción, se proyecta utilizar exclusivamente leche de cabra.

En el próximo lustro, la siguiente etapa del proyecto contempla la producción, además de leche, también de quesos y cajeta no solamente para el autoconsumo como materias primas, sino también para la exportación de dichos productos que, a decir del industrial, son altamente demandados en diversos países.

Las cajetas hechas con leche de cabra, son muy perseguidas en todo el mundo , refirió Michel.

SIGUE EL CACAO

Otro de los proyectos agrícolas en los que trabaja el grupo De la Rosa, es en la producción de cacao, toda vez que casi la totalidad de este insumo que emplea la industria chocolatera en México, es importada.

Según Michel, la siembra de cacao en los estados de Colima, Nayarit, Chiapas, Tabasco y Jalisco, está programada para el próximo año.

Y es que a decir del empresario, la industria confitera en México importa en la actualidad 90% del cacao que utiliza en la fabricación de sus productos.

A eso se añaden los problemas que trajo consigo la sequía en el campo durante 2011, y que repercutieron en un desabasto y encarecimiento de algunos insumos, razón por la cual, insistió Enrique Michel, en el futuro cercano, Dulces de la Rosa enfocará sus inversiones al sector primario.