Puebla, Pue. Debido a la depreciación del peso frente al dólar, así como el alza en los precios de los combustibles, que encareció los materiales de construcción, el Club de Empresarios de Puebla paró las obras de su complejo de oficinas, con hotel y torre de departamentos, ya que el costo del proyecto se elevó 30% respecto de la inversión estimada de 100 millones de dólares.

Aunque su presidente, Antonio Yitani Maccise, quien encabeza a 140 socios, no quiso fijar una postura al respecto, fuentes cercanas al Club de Empresarios, informaron que los trabajos están detenidos desde hace más de un mes debido a que se replanteará el diseño, a cargo de la firma Ten Arquitectos de Enrique Norten, para quitar algunos espacios innecesarios del complejo y que se puedan reducir los costos.

En este contexto, será dentro de tres meses cuando podrían retomar los trabajos del complejo, iniciados en abril del año pasado, que se había planeado concluir en un lapso de dos años, es decir, para el 2018.

La fuente consultada refirió que los socios prefirieron tomar esa decisión, en lugar de seguir con la construcción y que después tuvieran que pararla al agotar los recursos disponibles.

Plusvalía

La superficie donde se realizará, abarcará 100,000 metros cuadrados de construcción por los tres edificios y se ubicará en una de las zonas de mayor plusvalía, al sur de la ciudad.

De acuerdo al proyecto, la sede del organismo empresarial se ubicará en la torre C, que contará con 29 pisos; en la que también habrá un hotel de cinco estrellas, cuyo espacio destinado para la operación será de 12 niveles, mismo número de áreas que se designarán a oficinas, que se ubicarán a partir del piso 18 de este edificio.

En total serían 120 espacios disponibles para oficinas y el hotel Westin de cinco estrellas, constaría de 125 cuartos.

En su momento, Yitani Maccise expuso que tenían tres cartas compromiso de firmas interesadas para instalarse en el edificio corporativo.

Mientras que en el caso de vivienda, habían iniciado con las preventas de 100 departamentos, con superficies que iban desde los 110 hasta los 465 metros cuadrados.

miguel.hernandez@eleconomista.mx