Querétaro, Qro. El crecimiento poblacional y el desarrollo económico son dos factores que presionan el suministro de energía eléctrica en la entidad, componentes que se acompañan de la generación de gases de efecto invernadero.

Se estima que para el año 2032 la demanda eléctrica de la entidad incremente 70%, expuso el subsecretario de Medio Ambiente de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Ricardo Torre Hernández.

Las condiciones del estado, expuso, se caracterizan por tener una economía creciente, así como una tasa de crecimiento poblacional que ronda en dos puntos porcentuales al año.

En este contexto se entretejen los retos que tiene el estado en materia de descarbonización, es decir, para reducir las emisiones de carbono y transitar hacia sistemas de mayor eficiencia energética.

“Cuando desarrollamos durante el 2018 y el 2019 nuestra línea base de crecimiento de las emisiones, las invariables del crecimiento de la población y desarrollo económico de la entidad eran los factores que más empujaban la curva de la línea base hacia arriba (…) Tenemos prospectado un crecimiento en la demanda del sector eléctrico para el año 2032 de alrededor de 70%, contando apenas la línea base”, pronunció.

El fomento a la innovación, dijo, es elemental en las estrategias de descarbonización que se implementen; aunado a hacer frente a los desafíos locales para satisfacer las necesidades poblacionales. 

Actualmente en la entidad se cuenta con una planta de producción de energía eléctrica que abastece únicamente una tercera parte de la energía de la entidad; mientras tanto se cuenta con una constante demanda en los rubros residencial, industria, transporte, entre otros.  

“Estas nuevas familias que llegan al estado llegan con necesidades de transporte, de energía, de empleo y todo esto refleja un aumento y atención muy específicamente en el sector de energía, muy cargada todavía en el sector de hidrocarburos por el tema de la matriz energética con la que cuenta hoy día Querétaro. Es un estado netamente importador de energía, no producimos ni petrolíferos, sólo una pequeña planta de producción de energía eléctrica que abastece sólo una tercera parte de la energía eléctrica de la entidad”, mencionó.

Por tanto, es necesario crear un ecosistema de innovación para dar solución a estas demandas y avanzar conforme a las proyecciones de descarbonización, sin embargo, refirió que se deben crear condiciones ideales donde prevalezca la demanda, rentabilidad, oportunidades y elementos que propicien generación tecnológica en la materia. 

Para la entidad se proyectó que el día cero de descarbonización está calculado para el año 2065, pero si no ocurre de la mano con la innovación tecnológica no será posible avanzar ni al 2050, expuso.

A través de la secretaría estatal, comentó el subsecretario, se apostará por generar condiciones para materializar este tipo de iniciativas.

El secretario de Desarrollo Sustentable de Querétaro, Marco Antonio del Prete Tercero, comentó que se realizó un estudio para determinar las trayectorias de descarbonización, el cual refleja que la generación de energía va a impactar de manera “muy negativa” en gases de efecto invernadero; por lo que es necesario generar acciones para adoptar energías limpias.

Proyecto

Actualmente, la Sedesu trabaja junto con el Clúster Energético de Querétaro en un proyecto piloto de generación distribuida, por medio del cual se busca fomentar la confianza en el sector privado, apostando por la descarbonización desde las micros, pequeñas, medianas y hasta las grandes empresas.

“Estamos tratando de mostrar al empresariado queretano que la ruta hacia la competitividad es de la mano de las estrategias ambientales y climáticas y no en contra dé”, mencionó el subsecretario.

El presidente del Clúster Energético de Querétaro –y director de sistemas de distribución en México y Centroamérica en Siemens– Patrice Rimond, destacó que también se requiere promover una cultura en la que se sensibilice a todos los sectores de la sociedad, respecto al impacto actual que hay sobre el medio ambiente.  

“En Querétaro tenemos la ventaja de que es un tema principal, como clúster eso es lo principal que estamos buscando: cómo innovar y apoyar empresas para el tema de eficiencia energética, diría que la plataforma está, pero es como sensibilizar a toda la población. Entender que sí existe mucha tecnología, lo que necesitamos es que existan muchas soluciones, pero hace falta la inteligencia local, la parte local”, puntualizó.

De acuerdo con Patrice Rimond otro elemento clave es identificar las características locales para transitar hacia soluciones de eficiencia energética, que en el caso de Querétaro hay un amplio potencial para el desarrollo de energía solar.

La CEO de Technology for Impact, Ariana Gómez, destacó que en este proceso son claves los conceptos de optimización, descarbonización y electrificación; teniendo como vertientes de acción el reducir el uso de energía a través de mejoras de eficiencia; promover la demanda de electricidad lejos de los consumibles fósiles; y mediante la descarbonización, avanzar hacia tecnologías de emisiones de cero carbono.

Durante el conversatorio "Los ecosistemas de innovación como impulso para la descarbonización del sector energético", la especialista explicó que también se tiene el reto de aumentar la colaboración entre sectores, así como tomar acciones con base en la ciencia y sumar a la problemática la perspectiva de los grupos de interés, desde el ámbito público, hasta el privado, financiero, academia, sociedad civil en general.

kg