Monterrey, NL. En el primer semestre se perdieron 63,400 empleos formales en Nuevo León y los sectores donde más se concentró la pérdida fue en servicios con 50%, construcción 19% y manufactura 19%, según los indicadores económicos del estado, de la Secretaría de Economía y Trabajo estatal.

Sin embargo, se notó un crecimiento en los salarios de los trabajadores formales, en términos reales de 5.3% anual, al mes de mayo con respecto al mismo mes del año anterior.

A pesar del crecimiento en salarios, hubo una pérdida de la masa salarial en los empleos formales, es decir que la reducción de 63,400 empleos, equivale a 876 millones de pesos mensuales, de salario promedio cotizado en el IMSS, indica el análisis.

En ese entorno, las más afectadas han sido las pequeñas y medianas empresas (pymes) porque enfrentan trabas burocráticas, aumento en el costo de energía y falta de financiamiento y de incentivos fiscales.

Para el sector industrial, las pymes representan 90% de los 3,600 agremiados a la Cámara de la Industria de Transformacion de Nuevo León (Caintra).

“Las pymes enfrentan un gran problema de burocracia, ser una pyme formal en México es de alta complejidad, si lo comparamos contra la menor burocracia en otros países”, indicó Adrián Sada Cueva, presidente de la Caintra Nuevo León.

Otra situación que enfrentan, dijo, es el costo de la energía eléctrica, el cual es 70% más caro que en Estados Unidos, pero ahora que entró en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se tendrán que capitalizar las oportunidades para tener mejores costos.

“El tema de la devolución del IVA (Impuesto al Valor Agregado) es importante porque las pymes son exportadoras, hemos visto un deterioro grande con la pandemia, el retraso (en la devolución) es de hasta 120 días”, lamentó el dirigente de la Caintra.

A su vez, Roberto Olvera Rodarte, presidente de la Comisión para las pymes de Caintra, explicó que en una encuesta que hicieron, las pymes operan a 66% de capacidad, pero se han perdido 28,000 empleos, y 756 empresas han cerrado al mes de julio.

Apoyos

Para apoyar a las pymes en esta crisis, el gobierno estatal eximió del pago del Impuesto sobre Nómina (ISN) correspondiente a los meses de marzo a julio del ejercicio fiscal del 2020 a las personas físicas y morales cuyos ingresos brutos para efectos del ISN en el 2019 no excedieran de 4 millones de pesos, y que contaran con una plantilla laboral de uno a 10 trabajadores.

Por su parte Caintra abrió dos programas de apoyo, un programa de microcréditos que ha beneficiado a 225 empresas, con 7 millones de pesos, a una tasa inflacionaria,  y plazo accesible.

También abrió un programa de garantías de crédito con Nafin. A la fecha se han aprobado 53, por 47 millones de pesos, aunque se tiene una bolsa de 230 millones de pesos.

estados@eleconomista.mx