Monterrey, NL. La empresa Amero, que tiene exchanges físicos para vender criptomonedas concretó la compra de la isla San José, ubicada en las costas de Baja California, la cual cuenta con 182.96 Kilómetros cuadrados de superficie, informó Alfonso Jiménez Pérez, director de la compañía.

Explicó que ya firmaron el convenio de compra venta y se pagará con la criptomoneda Amero. El objetivo es desarrollar sólo un 3% de la isla, y el resto se mantiene como reserva territorial.

“Se desarrollará donde había una mina de sal para no afectar la biodiversidad de la isla”, expresó.

“Hay especies endémicas y vestigios de culturas y pinturas rupestres, es de las pocas islas que tienen manglar y una laguna, es una joya de la naturaleza”, añadió Jiménez.

Comentó que actualmente hay ocho familias de pescadores viviendo en la isla, —la cual es la mayor isla privada en México—, quienes tienen concesionadas 15 hectáreas de la isla desde hace más de 30 años y van a respetar esos acuerdos.

“Es una isla privada que incluso se menciona en la Constitución, tiene 31 kilómetros de largo por unos 10 de ancho”, refirió.

Comentó que en el transcurso de los años el Congreso ha intentado hacer decretos para recuperar las islas pero en este caso la familia propietaria, que tiene más de 100 años con la isla, siempre ha estado acorde con la Ley y en la custodia y posición de la isla, “y todo mudo los reconoce como dueños y siempre han contestado en tiempo y forma las solicitudes del gobierno”.

La empresa celebró el viernes en Monterrey, de manera simbólica, su salida al mercado internacional y a partir del lunes 24 de junio estará operando en diferentes exchanges y eventualmente estarán apareciendo en otros más.

“El Exchange físico se inaugura en agosto del presente año”.

Jiménez destacó que la criptomoneda regiomontana Amero, ya logró un respaldo en activos superior a los 20,000 millones de dólares

Aseguró que cuentan con un terreno de 1,400 hectáreas en Cabo Pulmo, Baja California Sur, y 40,000 hectáreas en un fondo minero del estado de Guerrero, el cual cuenta con reservas de plata, oro, platino y cobre, incluso tiene la concentración más grande de plata del planeta, “con reservas de 20,000 millones de dólares en sólo 2,000 hectáreas y faltan 38,000 por explorar según los estudios”.

Recordó que el Amero es una criptomoneda que nace sin deuda, que es de segunda generación respaldada en bienes raíces y en minas de plata y que su costo de salida es la paridad con la onza troy de plata, precisamente.