Puebla, Pue. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) tiene a 22 municipios de Puebla con un adeudo total de 41.1 millones de pesos, debido a derechos de agua y descargas residuales, por lo que se han enviado requerimientos para que se regularicen y no hereden esos problemas a las autoridades entrantes, a partir de diciembre.

El director de Conagua en la entidad, Alberto Jiménez Merino, dijo que en coordinación con la Secretaría de Finanzas y Administración estatal realizan la situación de cada uno de los ayuntamientos morosos para determinar su capacidad de pago.

Puntualizó que no puede revelar los nombres de esos municipios hasta que hayan cumplido con el pago de sus respectivas deudas, mismas que no pueden evadir, porque se les ha pedido en reiteradas ocasiones que se pongan al corriente.

De acuerdo con lo que establece la Ley Federal de Derechos, de los 217 municipios, sólo 135 se encuentran obligados al pago de esos derechos, así como 24 sistemas operadores del agua en el estado, por lo que conforman un universo de 159 contribuyentes locales.

En el 2013, el presidente Enrique Peña Nieto realizó un decreto para apoyar a los municipios más grandes y que estén sujetos a cumplir con dichas obligaciones.

Jiménez Merino recordó que 128 municipios y 23 sistemas operadores de agua se adhirieron al programa Agua sin adeudos, a los cuales condonaron 1,319 millones de 1,392 millones de pesos, lo que representa 94.7 por ciento.

Reintegración

En el caso de los municipios morosos, el funcionario detalló que de acuerdo con la ley, a quienes paguen los derechos de agua se les devuelve el monto para que se pueda invertir en obras de infraestructura hidráulica.

A los ayuntamientos que no cumplan, el gobierno del estado a través de su Secretaría de Finanzas y Administración puede retener los recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y entregarlos a la federación.

El delegado de Conagua en Puebla confió en la disposición de las alcaldías para cubrir esa morosidad, porque con ello reciben beneficios de más apoyos en obras de infraestructura hidráulica.

Por otro lado, indicó que el saneamiento del río Atoyac, uno de los dos principales afluentes de la zona metropolitana junto con el Alseseca, no debería rebasar los cinco años si se cuenta con “recursos, voluntad y disposición”.

Explicó que se necesitaría una inversión de entre 4,000 y 5,000 millones de pesos, “hay quienes proponen que se use una parte del Impuesto sobre Nómina para que se dirija al proyecto”.

Aunque, destacó, el Fondo Nacional de Infraestructura junto con los presupuestos anuales pueden tener “la capacidad” de solventarlo.

Asimismo, aseguró que en Conagua están atentos a los “puntos críticos” que se puedan presentar por la temporada de lluvias, como Atoyac, barranca Manzanillo y “puente negro”, por lo que recomiendan la limpieza de los arroyos y ríos para evitar obstrucciones y desbordamientos.

[email protected]