Guadalajara, Jal. Debido a que el tiempo proyectado para terminar los trabajos se duplicó, al igual que su costo, la construcción de la Línea 3 del tren ligero en Guadalajara causó el cierre de decenas de negocios y la pérdida de 2,500 empleos, principalmente en el Centro Histórico de la ciudad.

El Centro de Análisis Estratégico Empresarial de la Cámara de Comercio de Guadalajara realizó, hasta enero de este año, una encuesta entre los comerciantes de la zona para conocer la afectación; sin embargo, debido a la pandemia de Covid-19, el organismo empresarial suspendió el ejercicio, dijo a El Economista, su presidente, Xavier Orendain De Obeso.

No obstante, una vez que entró en funcionamiento, el pasado sábado, el comercio organizado de la entidad prevé que alrededor de 60,000 personas visiten diariamente el Centro Histórico tapatío, lo que ayudará a la reactivación del comercio.

“Para las empresas ubicadas en los alrededores de las obras, su paciencia, resiliencia y fortaleza en estos 73 meses que duró su construcción, finalmente se verán recompensadas”, indicó.

El dirigente de los comerciantes refirió que, una vez que fueron liberadas en su totalidad las vialidades que permanecían obstruidas por las obras, y al ponerse en marcha la Línea 3, la movilidad será más rápida y accesible para las personas, generando una nueva dinámica comercial a lo largo de los 21.5 kilómetros que recorre el tren ligero.

En puerta

Tras inaugurar la Línea 3 del tren ligero, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que la Línea 4, que irá hacia Tlajomulco de Zúñiga al sur del Área Metropolitana, iniciará en el 2021 y estará construida en dos años y entregada antes de que concluya su administración.

Por su parte, el gobernador, Enrique Alfaro, destacó los dos proyectos de movilidad para Jalisco que requieren el apoyo del gobierno federal.

Añadió que el gobierno estatal trabaja actualmente en una agenda para la reestructuración del transporte público que contempla una inversión de 300 millones de pesos en movilidad no motorizada, 450 millones en la transformación del sistema de semaforización y 900 millones de pesos para modernizar el sistema de transporte público.

estados@eleconomista.mx