La cancelación definitiva de la Zonas Económicas Especiales (ZEE), el principal proyecto regional del sexenio de Enrique Peña Nieto, afectará al estado de Michoacán, debido a que podría perder la capacidad de atraer inversiones de alto valor agregado.

En entrevista con El Economista, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de Michoacán, Jesús Melgoza Velázquez, explicó que la ZEE de la entidad, ubicada en Lázaro Cárdenas, tenía 11 posibles cartas de intención para invertir, cuyo monto superaban los 9,500 millones de dólares y debido a esta decisión federal, “los recursos ya jamás llegarán”.

“El hecho de que se extinga por decreto le afecta a Michoacán de manera directa en la capacidad que tendremos para recibir inversiones de alto valor agregado (...) Lo que acaban de hacer al eliminar las ZEE va en contra del objetivo del gobierno federal y de los gobiernos estatales, lo que buscamos es el mismo, que es inversión y generación de mejores empleos”, mencionó.

“Lamentamos que se haya tomado esta decisión, estamos en espera de que se diga cuál es el proyecto que habrá, no puede suceder que se extinga un proyecto sin que haya otro planteamiento”, sentenció.

En ese sentido, el secretario estatal destacó que se está generando incertidumbre entre el empresariado y se está proyectando una imagen no idónea a nivel internacional.

“Preocupa la señal que se está mandado al internacional, de que las políticas públicas cambian de la noche a la mañana”, enfatizó.

Melgoza Velázquez indicó que desde que se creó la ZEE de Lázaro Cárdenas (en conjunto con La Unión, Guerrero), la única inversión que ha llegado es la de empresa siderúrgica ArcelorMittal, la cual supera los 600 millones de dólares y ha generado 2,500 empleos directos, “además de que tenía contemplado hacer llegar más recursos”.

Indicó que les preocupa que la compañía se vaya de la entidad o que sus operaciones se vean afectadas, por ello estarán reuniéndose con los directivos.

“Vamos a platicar con los directivos de ArcelorMittal para ver qué es lo que nos indican. Lo que más consterna con este decreto es que en junio, el dueño de la empresa, Lakshmi N. Mittal, se reunió con el presidente Andrés Manuel López Obrador, donde se hizo el compromiso para que siguieran estos incentivos. Esta contradicción nos deja más preocupados”, señaló.

El titular de la Sedeco aseguró que desde que el gobierno federal anunció que estaba evaluando la posible cancelación de las ZEE, la Iniciativa Privada y el gobierno de Michoacán comenzaron a presentar propuestas para que no las eliminaran.

“Presentamos, como Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico, al gobierno federal una solicitud para que se modificara el nombre de las ZEE y fuera el de Polos de Bienestar o Polos de Desarrollo del Sur y que siguieran los beneficios fiscales. Es un documento que entregamos a la Secretaría de Economía federal y esto no tuvo gran trascendencia. Yo personalmente he estado en el despacho de la Secretaría de Economía, también en presidencia. Los empresarios y el gobierno de Michoacán buscamos ese diálogo, no vimos condiciones de interés”, ahondó.

Con otras estrategias

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Campeche, Gabriel Escalante Castillo, aseveró que desde que se anunció que se evaluaría la cancelación de las ZEE, estuvieron conscientes de que era probable que ya no siguiera el proyecto, por ello comenzaron a efectuar operaciones y estrategias que garantizarán el desarrollo sin los incentivos fiscales.

“Desde que inició la actual administración federal ya se venía manejando la probable cancelación de las ZEE, nosotros como estado nos hemos estado preparando, porque independientemente de los incentivos fiscales que había en Seybaplaya, vamos a garantizar las atracciones de capitales”, expuso a El Economista.

Precisó que algunas de las acciones realizadas para garantizar el crecimiento del estado es resolver las necesidades económicas de los municipios y otorgar incentivos fiscales locales.

Mencionó que el gobierno federal aún no se ha comunicado con ellos para ver qué proyecto llegará en sustitución de las ZEE; sin embargo, se reunirán con la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico.

“Estamos en la mejor disposición, independientemente de lo que indique la Secretaría de Economía federal, vamos a ver qué acciones seguir. También nos reuniremos con los secretarios de Desarrollo Económico”, comentó.

El martes pasado, en el Diario Oficial de la Federación se publicó el decreto por el que se abrogan los diversos de declaratorias de las ZEE de Puerto Chiapas, de Coatzacoalcos, de Lázaro Cárdenas-La Unión, de Progreso, de Salina Cruz, de Campeche y de Tabasco, publicados el 29 de septiembre y 19 de diciembre, ambos del 2017, y el 18 de abril del 2018.

Las ZEE

Se establecieron con el objeto de impulsar el crecimiento económico sostenible que, entre otros fines, reduzca la pobreza; permita la provisión de servicios básicos y expanda las oportunidades para vidas saludables y productivas, en las regiones del país que tengan mayores rezagos en el desarrollo social a través del fomento a la inversión, la productividad, la competitividad, el empleo y una mejor distribución del ingreso entre la población.

[email protected]