Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) prevé esperar lo que resta de julio, para retomar las obras de 11,900 casas y entregarlas en diciembre, esto tras un recorte de 15% a la meta anual de 14,000.

Alberto Moreno Gómez Monroy, presidente del organismo con 59 socios, manifestó la preocupación del sector por aplazar los trabajos otro poco, habiendo transcurrido 105 días de paros por la pandemia del Covid-19 y que cada vez mete más presión en los tiempos de entrega.

Dijo que, valorando la opción de regresar con 30% de personal no es viable para darle celeridad a las construcciones, porque al menos necesitan estar a 60% en mano de obra para ir sacando los proyectos con el apoyo de maquinaria.

Lo anterior, dijo, se ha reflejado en bajar la meta de producción, misma que estaba planteada al principio del año en 17,000 casas terminadas, pero con la pandemia se ajustó a 14,000 y otra vez debieron modificarla a la cantidad actual.

Pese a que el sector de la construcción fue integrado por la Federación a las actividades económicas esenciales del país y que se reactivara de manera gradual el 1 de junio, estando incluido el desarrollo de viviendas, éste no lo hizo por un decreto del gobierno estatal que frenaba los trabajos hasta el 15 de junio, pero que a la fecha sigue la restricción, debido a que no hay las condiciones para regresar por el alza de contagios.

Solidarios con las autoridades 

Dijo que si bien no hay sanciones en caso de retomar trabajos, “los socios de la Canadevi están solidarios con las autoridades locales para mantenerse en paro, aunque no sabemos por cuánto tiempo más, porque la crisis económica derivada del Covid-19 está empezando a afectar”.

No obstante, Moreno Gómez admitió que entre los desarrolladores igual preocupa que se llegue a un escenario de ni siquiera cumplir con la meta recortada, a 11,900, pero eso lo verán por septiembre próximo cuando tengan un reporte específico.

Además comentó que el material de construcción almacenado, como es cemento, yeso y cal requiere usarse en un mes, porque la humedad generada por las lluvias provocará que no sirva y eso representa pérdidas.

Recordó que en el rubro de viviendas se generan 35,000 empleos y con las medidas sanitarias sólo podrán tener a 30% del personal laborando e ir teniendo a más cuando el semáforo del Covid-19 cambie de rojo a amarillo, para lo cual no hay fecha siquiera para la reactivación.

En este tenor, el dirigente poblano de la Canadevi vio complicado que en los próximos meses puedan recuperar el tiempo perdido, habiendo dejado obras con un avance de 40% promedio, cuando se emitió la declaratoria de emergencia sanitaria, el 30 de marzo.

Del total de casas en construcción, destacó, 70% se hace en Puebla y municipios conurbados que forman parte de la zona metropolitana; el resto se desarrolla en el interior del estado, específicamente en el municipio de Tehuacán, donde hay una importante actividad en la maquila y los trabajadores tienen acceso a créditos del Infonavit.

[email protected]