Monterrey, NL. Kinder Morgan Gas Natural de México está buscando ampliar en 200 millones de pies cúbicos por día la capacidad de su gasoducto Mier-Monterrey (actualmente es de 375 millones de pies cúbicos por día), y analiza si se puede utilizar un cabezal para tener mayor flexibilidad operativa, afirmó David Madero Suárez, director general del Centro Nacional de Control de Gas Natural.

Durante la Consulta Pública de Cenagas, Jeff Allisson, gerente de Asuntos Regulatorios de Kinder Morgan, dijo que el hub se interconectaría con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural y con el gasoducto Mier-Monterrey.

También se interconectaría con M3, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, CFE alta presión, CFE baja presión, además de la posibilidad de conectarse con otras tuberías y estaría listo en el primer trimestre del 2019. Sin embargo, no dio a conocer el monto de la inversión.

En este contexto, David Madero explicó que el tener un cabezal permite recibir interconexión de muchos lugares, a eso le llaman hub, porque se puede entregar a muchos puntos de distribución, lo que permite vender al mayoreo.

La ventaja de tener un hub, dijo, es que alguien compra el gas y lo lleva a otro lugar, eso empieza a generar la posibilidad de tener precios determinados en México.

Recordó que la Secretaría de Energía desde que emitió la política pública de gas natural, hace tres años y medio, habló de generar nodos donde se pudiera empezar a determinar el precio del gas natural.

Los beneficios de que Kinder Morgan tenga un hub es la transferencia de gas a distintas compañías, con ello los precios se estandarizan y si alguien tiene capacidad sobrante, la puede vender.

Para concretar estos planes de expansión de Kinder Morgan tendría que llevar adelante un proceso de Temporada Abierta, donde se ofrece la capacidad no utilizada para mover gas.

Aprovechar infraestructura

Por otra parte, Emmanuel Arturo Silva González, director ejecutivo adjunto de Estudios Técnicos de Cenagas, explicó que el organismo busca aprovechar las conexiones existentes, que ya tiene con el sistema de Kinder Morgan, con medidores que suministran gas a las centrales de Huinalá, Nuevo León, donde está la distribuidora de gas natural.

También se procura aprovechar esta infraestructura, para en un futuro tener interconexión con el sistema Nueva Era, que viene desde Webb County, en Texas, hacia el municipio de Escobedo.

“Estamos viendo la posibilidad de aprovechar la migración de las centrales de CFE al sistema Nueva Era para que esa capacidad pueda ser ingresada al sistema de Kinder Morgan”, esto va a generar las condiciones operativas y de presión para ingresar el gas al Sistema Nacional de Gasoductos, señaló Silva González.

estados@eleconomista.mx