Querétaro, Qro. La compañía automotriz alemana Brose proyecta instalar un centro de desarrollo de tecnología de pruebas en el estado, iniciativa que gesta en coordinación con la Universidad de Arkansas, recinto académico que sería la sede del proyecto.

El secretario de Desarrollo Sustentable, Marco Antonio Del Prete Tercero, precisó que esta propuesta se encuentra en proceso para desarrollar el proyecto; sin embargo, se prevé que pueda estar definida durante este año.

El centro estaría abierto a pruebas para otras empresas del sector automotriz, aunado a que también se trabajará de la mano con las industrias que integran clústeres en el estado.

Se tiene programado desarrollar pruebas de diversos tipos, de materiales, estructuras, entre otras.

En Querétaro ya hay referentes de este tipo de centros especializados en pruebas para la industria automotriz.

“Pruebas, las que requiera la industria, de choque, de estructuras, de materiales (...) Ya hay varios, recordemos que con Continental hemos trabajado para hacer la pista de pruebas que estará entregándose este año y otros, el centro de manufactura aditiva que hicimos con General Electric”, expuso el secretario estatal.

La compañía alemana Continental Automotive también ha planteado generar junto con el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) y el gobierno estatal un espacio de pruebas para la industria automotriz, el cual inicialmente se planteó que se habilitara en las instalaciones del IMT, ubicada en el municipio de Pedro Escobedo.

En paralelo a este proyecto, en mayo del 2018, Continental, en colaboración con la Universidad Autónoma de Querétaro, instaló una pista también de pruebas en el Campus Aeropuerto de la máxima casa de estudios del estado.

Presencia

Brose ha consolidado su base productiva en Querétaro desde 1993, cuando inició operaciones en la entidad, por medio de la producción de reguladores de alza cristales en la planta de Benito Juárez; mientras que en el 2011 arrancó la segunda planta, Brose El Marqués, dedicada a la producción de motores especializados para la industria automotriz.

En agosto del 2016 inició la construcción de Brose Aeropuerto, con la expectativa de arrancar operaciones a mediados del 2018, siendo el primer sitio en producir asientos traseros en América. Entre las tres plantas de producción que la firma tiene en el estado generan cerca de 2,500 empleos.

[email protected]