Los efectos de traspaso de la depreciación de la moneda nacional frente al dólar a la inflación ya se están manifestando en las principales ciudades del país, principalmente en las que se ubican en la frontera norte.

Durante la primera quincena de diciembre del 2016, el Índice Nacional de Precios al Consumidor presentó una variación anual de 3.48%; las 46 ciudades consideradas en este indicador registraron incrementos, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las seis entidades que mostraron los aumentos más elevados en los precios fueron Tijuana, Baja California (5.20%); Tepatitlán, Jalisco (5.05%); Matamoros, Tamaulipas (4.98%); Ciudad Juárez, Chihuahua (4.84%); Ciudad Acuña, Coahuila (4.74%), y Mexicali, Baja California (4.25 por ciento).

Al respecto, Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), refirió que estos altos índices corresponden a que la mayoría de los territorios mencionados son fronterizos, por lo que el comportamiento del tipo de cambio los impacta de una manera significativa.

Dado que la principal actividad económica que se desarrolla en estas entidades es la manufactura, tienen que obtener gran cantidad de materia prima o algunas piezas de Estados Unidos.

El tipo de cambio más alto hace que el precio de todos estos materiales incremente y entonces, al salir al mercado, los productos son más caros , dijo.

Asimismo, destacó que si los sueldos se han mantenido constantes o con un incremento mínimo, las personas con menor poder adquisitivo no pueden conseguir ciertos productos por el alto costo de los mismos, lo que provoca que menos productos logren salir a la venta.

Se hace un círculo vicioso que afecta la actividad industrial al ir bajando la economía de estas entidades .

Panorama complicado

El analista del CIEP refirió que estos niveles pueden acrecentarse durante los años siguientes en las ciudades fronterizas con la liberación de los precios de la gasolina, la entrada de Donald Trump a la presidencia y una posible renegociación del tratado de libre comercio, con lo que al tipo de cambio habrá de aplicar aranceles, lo que provocaría un incremento en los precios de productos intermedios y así una mayor inflación.

Estas altas tasas, explicó, podrían ir a la baja si los productos que se adquieren en el extranjero se compraran a productores nacionales; sin embargo, muchas veces estos productores no tienen la eficiencia o la tecnología que tienen en Estados Unidos o en otros países para producirlos al mismo costo, por lo que los productores nacionales lo terminan vendiendo más caro; sin embargo, si el producto extranjero termina siendo demasiado costoso, esto podría provocar que algunos productores nacionales se beneficien y reemplacen a los productores internacionales, pero no es un proceso que se dé a corto plazo, es a mediano o incluso a largo plazo .

Tasas más bajas

Caso contrario, las ciudades que exhibieron las variaciones anuales más bajas de los precios al consumidor en la primera quincena de diciembre del año en curso fueron Monclova, Coahuila (2.72%); Culiacán, Sinaloa (2.63%); Durango, Durango (2.59%); La Paz, Baja California Sur (2.29%); Huatabampo, Sonora (2.25%), y Ciudad Jiménez, Chihuahua (1.96 por ciento).

Sobre esta dinámica, Kristobal Meléndez dijo que en estas entidades la principal actividad económica que se desarrolla es el comercio, y se trata de puntos de concentración de productos terminados, por lo que no se trata de la producción de nuevos bienes y no es necesario recurrir a la compra de materia prima del extranjero.

Es necesario, agregó, realizar un análisis más exhaustivo para saber las causas porque algunos elementos llegan por arriba de la inflación nacional y otros a la baja, pero cuando se venden productos terminados se puede controlar más el precio; sin embargo, cuando son bienes intermedios que sí necesitan una parte de la materia prima en el extranjero, ahí sí los ajustes son más difíciles porque no hay manera de cómo cambiarlo .

Al comparar la tasa anual de los primeros 15 días del último mes de este año, frente a igual periodo del 2015, se observa que la mayor aceleración de los precios al consumidor se presentó en Ciudad Juárez, Chihuahua (de 0.17 a 4.84 por ciento).

[email protected]