La Comisión de Equidad de Género y Grupos Vulnerables aprobó ayer la iniciativa de ley para la integración al desarrollo social de las personas con discapacidad del estado.

A diferencia de otras entidades del país, la iniciativa propone que el DIF estatal sea el organismo rector de la discapacidad y no la Secretaría de Salud, dado que el de la discapacidad no es sólo un tema que compete a esa dependencia pues es un problema multifactorial, aseguró la diputada presidenta de la Comisión, Micaela Rubio Méndez.

Además, la ley exige que se reconozca que las personas con capacidades diferentes también deben gozar de derechos como: acceso a un trabajo bien remunerado, espacios públicos accesibles y educación de calidad.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, al 2010, 4.03% de los mexicanos tiene alguna discapacidad. En el caso de Querétaro, es 3.66% de la población y sólo una de cada cuatro personas con discapacidad pertenece a la Población Económicamente Activa, en comparación con casi la mitad de la población que no tiene discapacidad.

PRINCIPALES OBSTÁCULOS

La encuesta de discriminación del 2010 consigna que los problemas que sufren las personas con discapacidad son el desempleo (27.5%), la discriminación (20.4%) y (15.7%) no ser autosuficientes.

La persona con discapacidad debe luchar a diario con sus limitaciones físicas para realizar sus actividades, además debe luchar con los prejuicios de una sociedad que no acepta las diferencias y que coloca en constante riesgo su dignidad como seres humanos , dijo.

A su vez, la diputada María García Pérez, integrante de la Comisión, expuso que esta reforma establece el derecho de las personas con discapacidad a contar con servicios integrales de rehabilitación dignos, de calidad y accesibles.

La reforma fue aprobada con tres votos en favor y cero en contra y sólo se espera que sea ratificada en sesión de pleno.