Puebla, Pue. En el segundo trimestre del presente año iniciará la construcción de tres hoteles boutique, dos en la ciudad de Puebla y uno en el municipio de San Pedro Cholula, los cuales representan una inversión total por 140 millones de pesos y generarán 110 habitaciones.

Leobardo Espinosa López, presidente del Programa Tesoros de México en la entidad, resaltó que estos proyectos obedecen a que ha ido creciendo el turismo extranjero y de negocios, quienes son clientes frecuentes de estos espacios, cuyo alquiler de las habitaciones es 30% más caro que en un hotel convencional porque que hay una atención más personalizada y el número de huéspedes en estos lugares es poco, ya que cada establecimiento por lo regular es de 40 cuartos.

Las inversiones estarían oscilando entre los 40 y 60 millones de pesos, ya que 20% corresponde a la compra del inmueble y el resto para obras y mobiliario.

Puebla está teniendo un aumento considerable en eventos de congresos y exposiciones nacionales, por lo que ejecutivos, directivos nacionales y extranjeros aprovechan las ocasiones para visitar Puebla, pero optan por hoteles boutique que estén cerca del Centro Histórico, ya que ofrecen una estancia más placentera.

De acuerdo con lo que tienen previsto los empresarios originarios de Guanajuato, Querétaro y la Ciudad de México, se estima que las obras están planeadas para seis y ocho meses

El hotelero mencionó que “el boom” de este sector representa un atractivo para los inversionistas, quienes han visto el crecimiento de la demanda en cuartos y su necesidad de más complejos de este tipo.

Al estar 10 hoteles en operación con 30 y 40 habitaciones en promedio, la ocupación es de 60% entre semana, mientras que en sábado y domingo están a su máxima capacidad.

Un huésped de este tipo de complejos gasta el doble respecto al de un hotel convencional, ya que busca una experiencia y confort en atención durante su estancia que es de cinco días.

Los clientes frecuentes son hombres de negocios y matrimonios extranjeros que están jubilados, quienes viajan al menos cuatro veces al año, a cuyo mercado se le puede sacar más provecho si se detonarán más hoteles de este tipo.

Los costos de alquiler oscilan entre 1,500 y 2,000 pesos por día, cifra inferior a lo de un cuarto del mismo tipo en San Miguel de Allende, Guanajuato, que cuesta el doble, agregó.

Acuerdan precios

Espinosa López comentó que los hoteleros han logrado acuerdos satisfactorios con los dueños de los inmuebles, ya que pedían hasta 20 millones de pesos, a pesar de que las casonas contaban con graves deterioros al grado de que estaban apuntaladas para no caerse.

Añadió que en el Centro Histórico existen cientos de inmuebles en esas condiciones, los cuales son propensos a convertirse en hoteles boutique o espacios comerciales; sin embargo, cuando existe demasiada especulación en precios se frenan los planes para desarrollar algún proyecto inmobiliario.

[email protected]