Tras invertir más de 3,500 millones de pesos para la ampliación de tres líneas del Metrobús y la compra de vehículos (proyectos insignia de la actual administración y que forman parte de la apuesta de movilidad integrada), autoridades capitalinas dieron a conocer las fechas en las que las nuevas rutas podrán entrar en operación; además, presentaron próximos proyectos.

En conferencia virtual, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que la ampliación de la Línea 3 (Etiopía-Zapata) iniciará operaciones el 10 de marzo, la de Línea 4 (a Pantitlán) el 5 de abril y la de Línea 5 (hasta Prepa 1) comenzará a operar a finales de marzo y “representan (...) alrededor de 300,000 pasajeros adicionales de los que se movían en estos dos años y medio”.

Sobre las obras para este año, recalcó que el segundo semestre iniciará con el proyecto ejecutivo de la Línea 0, el cual recorrerá Circuito Interior; en el 2022 iniciará su construcción.

“Esperamos en esta administración esta ampliación de estas tres líneas (...) particularmente la Línea 1; la Línea 3 que operará toda con transporte eléctrico, sus interconexiones, y, con la Línea 0, pues estaremos quizá moviendo cerca de 500,000 pasajeros adicionales de los que se movían en el 2018”, subrayó.

Por su parte, el director del Metrobús, Roberto Capuano Tripp, expuso que para la operación de la Línea 3 se pondrán en funcionamiento, en julio del 2021, 10 autobuses eléctricos con capacidad para 160 pasajeros.

Adelantó que este año se desarrollará un proyecto que ayudará a reforzar el sistema de pago de peaje, cuyo objetivo es ampliar los métodos y capacidad.

Para ello, informó que en las líneas 1 (Indios Verdes-El Caminero), 2 (Tepalcates-Tacubaya) y 3 (Tenayuca-Etiopía) se instalarán máquinas de carga que permitirán que los pasajeros usen sus tarjetas bancarias para recargar, así como el sistema CoDi y permitir el acceso con celular por medio de códigos QR.

Irregularidades

A pesar de que el Gobierno de la Ciudad de México ha negado irregularidades en el desarrollo de obras públicas, la Cuenta Pública 2019 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) asegura que sí se han dado anomalías y malos manejos.

Para los trabajos de ampliación de la Línea 5 (los de mayor tamaño dentro de este sistema de transporte, con un presupuesto de 365.9 millones de pesos) los estados de cuenta no coinciden con los montos de las Cuentas por Liquidar Certificadas, ni de las facturas.

No se encontraron los pagos señalados en el estado de cuenta ni se comprobaron las cantidades pagadas, y tampoco se acreditó que se hayan efectuado las liquidaciones dentro del plazo establecido en la normativa.

La ASF también encontró irregularidades en los contratos efectuados por el gobierno capitalino, donde sobresale que se autorizó un pago por 5.5 millones de pesos por el concepto número 25 “Suministro, tendido y colocación de carpeta de concreto asfáltico elaborado en planta t.m.a. de 25 mm compactada a 95% de su DMT".

Para este contrato se pagó un volumen mayor a los 10 centímetros de espesor en diferentes kilometrajes, sin embargo, en las especificaciones del proyecto ejecutivo señalan que es menor.

Se detectaron deficiencias en la ejecución de los trabajos de las estaciones en operación de Moctezuma a Las Bombas, ni se contempló la solución técnica del paso del Metrobús por Muyuguarda.

estados@eleconomista.mx