Uno de los objetivos de la Alianza Centro-Bajío-Occidente es lograr mayor desarrollo y crecimiento económico a través de la agroindustria, por lo que están apostando por la horticultura protegida, que les dará valor agregado a sus productos, aseguró a El Economista el consultor de GreenTech Americas, Homero Ontiveros.

Explicó que los especialistas y empresarios de la agricultura protegida han estado al pendiente de la creación de esta alianza —conformada por Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí y Jalisco— y para este año trabajarán y los asesoran para que puedan potencializar este mercado especializado.

En paralelo, anunció que las autoridades estatales han entendido que apostar por este sector les beneficiará en el aumento de sus exportaciones, ya que los productos que genera este sector cuentan con valor agregado y cumplen con criterios de sanidad.

“Esta alianza puede facilitar la coordinación entre los estados e Iniciativa Privada para una mejor tecnificación de cultivo, es algo que no se había visto antes, es muy propositivo que estén apostando por la agricultura protegida. Estamos trabajando con ellos, con Querétaro en especial”, aseguró.

Para este año, uno de los retos principales de la región es homologar los reglamentos de sanidad para que así los países de América del Norte consuman más sus productos; además de que buscan el valor agregado en vegetales y frutos.

El consultor indicó que la agricultura protegida consiste en que el productor controle algunos factores del medio ambiente, minimizando el impacto que los cambios de clima ocasionan a los cultivos y garantizando la calidad de los bienes.

“Esto se hace por medio de estructuras como invernaderos inteligentes, túneles altos y bajos que garantizan una distribución de agua, la cual debe ser de alta calidad. Cabe destacar que a través de este sistema especializado se logran productos de excelente calidad en cualquier época del año, sin daños por factores climáticos y mucho menos por plagas y enfermedades”, comentó.

Los estados que conforman la alianza, señaló, son líderes en diferentes sectores de producción de la agricultura protegida; por ejemplo, Jalisco encabeza la producción de pimientos, mientras que Guanajuato y Querétaro, en hortalizas de alta calidad.

“De todos los estados, Querétaro está a la cabeza en este sector, ya que cuenta con el Agropark, que es un Centro Integral para Invernaderos, el más inteligente de todo el país”, refirió.

El especialista dijo que el panorama de la agricultura protegida para este año se vislumbra de manera positiva, debido a que la alianza regional apuesta por este sector, sumándose el clima de certidumbre comercial que genera la ratificación del T-MEC. “El crecimiento de la industria protegida depende del consumo de Estados Unidos y Canadá”.

[email protected]