Tijuana, BC. Los trámites que podían tardar hasta tres meses para la apertura de una empresa en Tijuana, como permisos de construcción de uso de suelo, el pago de impuestos, entre otros, ahora pueden llevarse a cabo en una hora a través de una computadora, lo que para la Cámara Nacional de la Industria de Transformación significa un mayor incentivo que impulse inversiones para la ciudad.

El presidente del organismo, Marcello Hinojosa Jiménez, explicó que los cambios se deben a los lineamientos que como entes de gobierno debieron seguir para facilitar el proceso para la instalación de una compañía o comercio.

Recordó que según el último reporte del Instituto Mexicano para la Competitividad en el 2016, Baja California obtuvo el lugar 25 de los 32 estados; parte de sus debilidades estuvieron relacionadas con la falta de confianza en un sistema de derecho y en la eficiencia y eficacia de los gobiernos locales.

“En Tijuana no teníamos el marco jurídico para tener una mejora regulatoria. Fue el reglamento que presenté al alcalde y que fue aprobado (por el cabildo de Tijuana, en agosto pasado). Las evaluaciones no son mensuales; estas mejoras las acabamos de aprobar, pero tendremos que esperar para que se mire reflejado”, indicó.

Realización de censo

Hinojosa Jiménez explicó que el organismo realizó un censo para conocer cuáles eran los trámites más costosos; entre los más altos (en inversión de tiempo) están el uso de suelo y los permisos de operación y construcción.

“Estábamos en el triple (del tiempo) que se supone deben durar. Lo importante es dejar que este beneficio no se caiga, porque cuando hay cambio de administración se pierde lo que tardamos cerca de dos años en construir, necesitamos que haya continuidad”, acotó.

En el caso del gobierno estatal, la Secretaría General reportó que tiene en la mira 65 trámites que considera prioritarios simplificar, los cuales pertenecen a 49 dependencias del Poder Ejecutivo; también tienen como objetivo realizar mejoras y reformas regulatorias en los sectores de turismo, transporte de carga e industrias manufactureras, que en conjunto suman 28% del Producto Interno Bruto estatal.

La siguiente etapa, explicó, es el impulso de un comité que será conformado por representantes de las cámaras empresariales, organismos civiles, algunos funcionarios del municipio y del estado, con la intención de perfeccionar las reglas que ya existen para adecuarlas a las necesidades que tienen las empresas y con ello fomentar la inversión, a través de agilizar los proceso de instalación con el uso de tecnología.

De acuerdo con los resultados del Observatorio Nacional de Mejora Regulatoria del año en curso, Tijuana ocupa el lugar 22 de 60 municipios, con 1.49 de 5 puntos.

Según el indicador, que se divide en Políticas, Instituciones y Herramientas, el municipio obtuvo los lugares 17, 26 y 23, respectivamente.

estados@eleconomista.mx