Yara, compañía de producción y comercialización de soluciones para la nutrición de cultivos, inauguró su nueva planta de mezclado físico de fertilizantes en Altamira, Tamaulipas, con la cual reforzará su oferta de fertilizantes minerales que aumentan la productividad, calidad y rentabilidad de los cultivos, en la cual invirtió entre 12 y 15 millones de dólares. “La nueva planta en Altamira permitirá incrementar su capacidad de distribución con un potencial de 120,000 toneladas anuales.

Este nuevo complejo, tendrá acceso a los principales nodos carreteros de la entidad, lo cual beneficia a agricultores de las regiones del Bajío y la Laguna, el norte de Veracruz y Tamaulipas, así como de Nuevo León, Coahuila y San Luis Potosí. En sus instalaciones se mezclarán fertilizantes minerales para cultivos como: maíz, papa, caña, aguacate, cítricos, agave, café, trigo, cebada, entre otros”, informó la compañía en un comunicado.

“Esta inversión es una muestra de confianza de nuestra compañía en México, estamos aquí a largo plazo y nuestro mayor objetivo es fortalecer la cadena de valor del campo mexicano a través de tecnología y soluciones de nutrición de cultivos sustentables”, señaló Gianni Canneti, director general y country manager de Yara México.

empresas@eleconomista.mx