Ante la ausencia de Interjet, VivaAerobus y Volaris solicitaron paralelamente a la autoridad aeronáutica de Colombia su venia para volar rutas de carga y pasajeros de la Ciudad de México y Cancún a Bogotá y Medellín, operaciones que se prevé inicien a finales de junio próximo.

El tiempo promedio de vuelo es de cinco horas y se realizarán con aviones A320 y 321 de nueva generación (en vuelo chárter, un avión de VivaAerobus llegó el año pasado a Brasil).

Ambas aerolíneas de ultrabajo costo recibirán el jueves de la próxima semana la respuesta a su petición y se sumarán a la operación que por el momento están autorizadas para Aeroméxico, Avianca, Wingo, Copa Airlines y LATAM.

"Actualmente, VivaAerobus se encuentra en gestiones para solicitar a las autoridades aeronáuticas civiles de Colombia un permiso para operar la ruta Ciudad de México-Bogotá-Ciudad de México (siete frecuencias semanales). El 25 de febrero se celebrará una audiencia pública de manera virtual con el Comité Evaluador de Proyectos Aerocomerciales de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil de Colombia”, informó la empresa dirigida por Juan Carlos Zuazua, que además tendría su primera ruta a un destino sudamericano. 

Por su parte, Volaris solicitó volar cuatro veces por semana Ciudad de México-Bogotá-Ciudad de México, dos veces por semana Ciudad de México-Medellín-Ciudad de México, tres veces por semana Cancún-Bogotá-Cancún y dos veces por semana Cancún-Medellín-Cancún.

Dichas rutas fueron operadas por Interjet hasta antes de la pandemia. Dicha aerolínea no tuvo un fácil acceso a Colombia porque en su momento sólo podían volar hacia allá Aeroméxico y Mexicana de Aviación. Tras el cese de operaciones de la segunda, Interjet llenó un hueco que ahora dejó vacío por sus problemas financieros.

¿Por qué Colombia?

Durante el 2020, Colombia se ubicó en el tercer sitio de países emisores de turistas a México a pesar de haber registrado un desplome del 71.9%, al sumar 169,689 viajeros. Dicha posición fue consecuencia del cierre de fronteras del Reino Unido, que estaba ahí. Sin embargo, la tendencia a la alza se había presentado en los últimos seis años, principalmente porque se eliminó el requisito de visa. Antes de la pandemia, Volaris ya había manifestado interés de volar a Colombia, eventualmente desde Guadalajara, para aprovechar el flujo de pasajeros que van a Estados Unidos.

Debido a la crisis sanitaria, el gobierno de Colombia decidió cerrar sus operaciones aéreas nacionales e internacionales desde finales de marzo y las aperturó, gradualmente a finales de septiembre, lo que generó la drástica caída. 

Para continuar con el intercambio de turismo y negocios que existe entre México y Colombia, la entidad gubernamental (con operación propia del sector privado) ProColombia ha realizado diversas actividades en las que un tema prioritario es el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx