La venta de vehículos nuevos en la Unión Europea (UE) se contrajo un 10.8% interanual en septiembre, anunció este martes la Asociación de Constructores de Automóviles Europeos (ACEA), que destaca la contracción de ventas en todos los principales mercados del Viejo Continente.

Las matriculaciones en los 27 países de la Unión Europea (excepto Malta, donde las cifras no estaban disponibles) alcanzaron 1,099 millones de unidades el mes pasado, indicó un comunicado de la ACEA.

Los principales mercados europeos continuaron cayendo. En Alemania las matriculaciones bajaron un 10.9%, en Francia un 17.9%, en Italia un 25.7% y en España un 36.8%, mientras que el Reino Unido fue el único país donde aumentaron las ventas (+8.2%).

Los más afectados fueron los constructores generalistas. El número 1 europeo, el alemán Volkswagen, que hasta ahora había resistido a la crisis europea, perdió un 8% de sus ventas. El francés PSA Peugeot Citroen perdió un 8.1% y el italiano Fiat un 18.5%, mientras que los estadounidenses Ford y General Motors redujeron sus ventas respectivamente un 14.9% y un 16.2 por ciento.

La caída fue todavía más importante para el otro constructor francés, Renault, cuyas ventas bajaron un 29.5%. En la primavera de 2011 la marca tuvo problemas de abastecimiento de sus motores diesel, aunque en septiembre de ese año recuperó su nivel de matriculaciones.

Ensamblaje de Autos en Europa

Haz clic en la imagen para ampliarla

Por su parte las marcas surcoreanas Hyundai y Kia siguieron con su ofensiva, con aumentos de ventas de 3.9% y 3.4%, respectivamente.

En el conjunto de la Unión Europea las ventas bajaron un 7.6%, con disparidades entre países. Mientras en el Reino Unido aumentaron un 4.3%, en Alemania cayeron un 1.8% y hubo importantes caídas en España (11.0%), Francia (13.8%) e Italia (20.5%).

Durante este periodo el grupo Volkswagen sólo perdió 1.2%. PSA (-13%), Renault (-17.7%) y Fiat (-17.3%) sufrieron al contrario de lleno las caídas de ventas en los países del sur de Europa.

Las marcas llamadas "premium" de gama alta sufrieron menos de la crisis que sus competidoras: el constructor alemán BMW perdió un 2.2% y su compatriota Daimler (Mercedes y Smart) 3.2%, mientras que Audi, que pertenece a Volkswagen, ganó 4.8 por ciento.

El constructor de lujo Jaguar Land Rover parece ser inmune a la crisis, con un aumento del 31% de sus matriculaciones, igual que las marcas surcoreanas Hyundai (+9.3%) y Kia (+20%), dos fabricantes de modelos baratos.

RDS