Mientras no mejoren el clima de negocios y la confianza empresarial, “los beneficios para México del nuevo Tratado de comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como los cambios en la producción serán limitados”, advirtió la analista soberana para México de la calificadora Moody's, Arianne Ortiz-Bollin.

Las decisiones de política económica del gobierno mexicano han afectado al clima de negocios y a la inversión privada. Esto podría limitar los beneficios para México de la entrada del T-MEC”, argumentó.

De acuerdo con la analista, los canales de distribución establecidos y su base manufacturera dejan a México bien posicionado para tomar ventaja de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y  de la reorientación de las inversiones de empresas que buscan establecerse cerca de sus mercados principales después de la pandemia de Covid-19.

“México podría convencer a las empresas de que cambien sus inversiones de China a México. Dadas las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China entre 2018 y 2019, la participación de mercado de exportaciones chinas a EU disminuyeron cuatro puntos porcentuales mientras que las exportaciones mexicanas aumentaron su participación en el mercado en un punto porcentual.

Pero el clima de negocios que ofrece México, será un determinante del éxito, finalizó.

[email protected]

kg