Al caer 6.9% la comercialización de vehículos ligeros en mayo del presente año, la industria automotriz sumó 12 meses continuos en reversa, lo que hace prever que el mercado tendrá un menor crecimiento en el 2018, respecto al año previo, confirmó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En mayo pasado se vendieron 114,492 vehículos nuevos en el mercado mexicano, lo que se traduce en 8,424 autos menos con respecto a mayo del año pasado. En donde la marca con mayor volumen de venta (Nissan) dejó de colocar 4,197 coches en el mercado; Volkswagen (VW), otras 3,445 unidades.

KIA que venía creciendo por encima del resto de sus competidores, en mayo, mantuvo un comportamiento similar al 2017, al vender seis unidades más, al sumar 7,411 vehículos. Aunque Toyota creció 2.6% durante el quinto mes.

“La creciente incertidumbre en torno al proteccionismo comercial del gobierno de Estados Unidos, su impacto en la no concreción de la renegociación del TLCAN y la volatilidad que esto genera en el tipo de cambio, la inversión y los flujos de capitales nos hace ver con reserva el desempeño del mercado automotor en la segunda mitad del año”, advirtió Guillermo Rosales, director de la AMDA.

Además, se agrega el desenlace del proceso electoral y la transición gubernamental, que lleva a prever la venta anual de 1 millón 450,000 unidades. Al cierre del 2017, los distribuidores automotrices vendieron 1 millón 530,317 vehículos nuevos, unos 70,000 unidades menos que en el 2016.

El director de la AMDA explicó que a pesar de que a partir del segundo semestre del presente año estiman tener una base de comparación más baja, difícilmente se revertirá un mejor comportamiento respecto al año pasado.

La AMDA estima que las ventas anuales se ubicarían en un rango de entre 1.45 y 1.5 millones de unidades comercializadas en el 2018.

El mercado mexicano comercializó 560,986 unidades, acumulando una caída de 8.9% durante los primeros cinco meses del año.

Nissan Mexicana ha perdido participación de mercado en tan sólo un año, mientras que en mayo del 2017 acumulaba 24.8% del mercado de ventas, en el 2018 obtuvo 22.8% de ventas.

General Motors pasó de 16.6 a 14.8% de la participación de ventas en el mercado mexicano; VW poseía 15.5% y hoy tiene 14 por ciento. En cambio, Toyota aumentó su participación de ventas de 7.1 a 7.7% en un año; al igual que KIA ha acaparado mercado en las ventas al pasar de 5.5 a 6.8% hasta mayo pasado.

lgonzalez@eleconomista.com.mx