La Comisión Federal de Electricidad (CFE) lanzará este año su primera emisión de activos para capitalizarse por hasta 10,000 millones de pesos mediante el esquema de Fibra E en líneas de transmisión, como un primer saque para evaluar la reacción de los mercados y avanzar hacia una operación de mayores dimensiones, explicó a El Economista el director general de la estatal, Jaime Hernández Martínez.

Desde el año pasado estamos trabajando y hemos venido impulsando el poder lanzar en este año, 2017, la primera Fibra E de la CFE , dijo, es un vehículo nuevo a partir de la reforma energética que permite atraer capital privado para la expansión de las redes; en nuestro caso alrededor de los activos de transmisión que son activos con un retorno cierto, regulado a lo largo del tiempo .

El primer objetivo será alcanzar un monto inicial de colocación de 10,000 millones de pesos, con lo que colocará menos de 10% de sus líneas de transmisión agrupadas en espacios geográficos continuos. Para la primera emisión, la dirección de la empresa debe recibir la aprobación del Consejo de administración, aunque hasta el momento lo han mantenido debidamente informado al respecto, afirmó.

Para nosotros yo creo que es una espléndida idea porque nos permite atraer capital privado, una de las opciones que tenemos hacia adelante por un lado es mantener la disciplina financiera y en consecuencia no endeudarnos más allá de los límites razonables que pueda enfrentar la empresa hacia adelante , aseguró.

En ese sentido, consideró que la Fibra resuelve ese tema. Por ello, se han mantenido conservadores en el objetivo, pero una de las características centrales de las Fibras en todo el mundo es que parte del atractivo para potencial inversionista es el crecimiento futuro del instrumento.

Aquí no aplica quererte comer el pastel de una sola mordida, vale más la pena tener un buen vehículo con un grupo de activos estabilizado con ingresos ciertos a futuro y en esa medida poderle ir dando crecimiento paulatino a lo largo del tiempo , refirió.

La dirección de la CFE espera lograr esta operación a pesar de que en el proceso de evaluación se atravesó la división de la empresa para competir en los mercados. Sin embargo, la unidad de negocio de Transmisión resultará sumamente atractiva para inversionistas, ya que contará con retornos asegurados mediante tarifas determinadas en lapsos de por lo menos tres años por la Comisión Reguladora de Energía.

empresas@eleconomista.com.mx