Con una capacidad de almacenamiento de 2 millones de barriles de combustibles ligeros, la Secretaría de Energía (Sener) participó el sábado 20 de febrero en la inauguración de la terminal marítima de hidrocarburos más grande que se ha construido en México, ubicada en el nuevo Puerto de Veracruz, donde será operada por la filial mexicana de Sempra Energy, IEnova y cuyo usuario principal será la comercializadora de combustibles Valero, que al 2023 contará con almacenamiento en ocho proyectos más en México.  

La inversión de esta terminal fue alrededor de 6,000 millones de pesos y durante su etapa de construcción generó más de 5,000 empleos directos e indirectos.

De acuerdo con Carlos García, director general de Valero México, esta empresa de origen estadounidense es el principal usuario de esta terminal que le permitirá suministrar combustibles a distintas regiones del país, entre ellas la Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco y Puebla, zonas de alta demanda, apoyando de esta manera, en el largo plazo, a la seguridad energética de esta importante región del país. 

Este complejo es uno de ocho proyectos en el país que Valero respalda, para contar con la infraestructura de almacenamiento y logística necesaria para asegurar un suministro eficiente a sus distribuidores y clientes finales. Las terminales se ubicarán en:

  • Aguascalientes
  • Ciudad de México
  • Puebla
  • Guadalajara, Jalisco
  • Altamira, Tamaulipas
  • Escobedo, Nuevo León

A un mes de haber recibido el primer buque tanque de Valero, con capacidad de 330,000 barriles de Gasolina Regular y Premium, la terminal comienza a distribuir los productos refinados hacia la región.

“Esta es la primera de siete terminales de almacenamiento de refinados que IEnova está desarrollando en México en beneficio de la seguridad energética del país”, afirmó Tania Ortiz Mena, directora general de IEnova.

karol.garcia@eleconomista.mx 

kg