Vaca Muerta ya no es una promesa, es una realidad, un recurso extraordinario por calidad y tamaño. Y en especial por todo lo que puede aportar a la economía en materia de competitividad.

Es lo que está traccionando millonarias inversiones para extraer gas y petróleo de forma no convencional. “En el 2019, Argentina va a ahorrar 2,000 millones de dólares” explicó Carlos Ormaechea, presidente y CEO de Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint, durante el 17° Seminario ProPymes, que tuvo lugar esta mañana en La Rural.

El ejecutivo explicó que si no tuviéramos 30,000 millones de m3/día que se produce en Vaca Muerta, “las importaciones serían casi 4,000 millones de dólares más”. Una parte de eso, 1,400 millones se facturan al mercado interno, 1,200 millones ahorra el Estado y 800 millones el sector privado.

En los últimos 18 meses Tecpetrol lleva invertidos 1,800 millones de dólares en Vaca Muerta, especialmente en el proyecto Fortín de Piedra, de un total de 2,500 millones que se volcarán hasta fines del 2019. Ya produce 12% de todo el gas del país, con 4,500 empleos y dando trabajo a casi 1,000 pymes en todo el territorio nacional.

Pero si bien, el potencial es enorme, aún hay mucho por hacer. “Hace falta expandir la capacidad de transporte para que el desarrollo de Vaca Muerta sea pleno”, señaló Ormaechea. Y fue por más. El horizonte hoy excede el mercado interno. “Necesitamos más mercado que Argentina”, destacó.

Tras la reanudación de exportaciones de gas a Chile, ahora el desafío es abrirse al mundo. “Todo está dado para que seamos la fuente energética del Cono Sur”, se entusiasmó el ejecutivo.

Con las inversiones realizadas y las comprometidas por las operadoras, los números empiezan a cerrar.

Hoy el precio del gas importado (LNG) ronda 8 dólares el millón de BTU, a los que hay que sumar 1.5 dólares por regasificación y 0.5 dólares en concepto de transporte. Por su parte, el gas de Vaca Muerta cuesta 6 dólares produciendo sólo en invierno y puede bajarse a 4 dólares produciendo los 12 meses del año. A esto se agregan 3 dólares por transporte, de modo que el precio es muy competitivo.