Para la aerolínea estadunidense United, el mercado mexicano es el segundo más importante para la firma, por lo que 2013 será un año de crecimiento, anticipó el director ejecutivo de Ventas para México de la compañía, Rolf Meyer.

Sin mencionar si habrá nuevos vuelos o frecuencias entre ambos países, dijo que analizan las ciudades y plazas para conocer la factibilidad de apertura.

"Si la demanda lo requiere abriremos nuevos rutas. En el caso de México hay un equipo monitoreando constantemente ciudades y plazas, el comportamiento del mercado, para ver si hay justificación de abrir o no un nuevo vuelo", expuso.

En reunión con representantes de medios con motivo de su reciente nombramiento, el directivo detalló que la aerolínea extranjera opera más de 500 vuelos semanales desde 29 ciudades en territorio mexicano hacia ocho hubs en Estados Unidos.

De acuerdo con Meyer, el pasajero de negocios es el que capta más la firma, ya que las aerolíneas de bajo costo acaparan el mercado de turismo o el de migrantes.

"El mercado de negocios es el que crece más que el de playa; el mercado de playa se vende más en Estados Unidos y el de negocios es vendido tanto en México como en Estados Unidos como en cualquier otra parte del mundo".

El directivo indicó que dicho comportamiento se debe a que el país es considerado como la quinta economía del mundo, así como por su nivel de inversiones del sector automotriz, petrolero y energético.

Sobre la llegada de nuevos aviones, Meyer recordó que United tiene pendientes 100 aeronaves Boeing 737 MAX que llegarán este año y hasta 2018, así como una orden del modelo 50 787, de los cuales ya opera seis y este año el fabricante entregará dos más, además del tipo 16 B737-900.

Sin embargo, descartó que el modelo 787 Dreamliner de la compañía llegue a México, ya que será utilizado por la firma sólo para largas distancias.

MFH