Con la llegada de más de 400 pensionados, jubilados y derechohabientes del ISSSTE a Acapulco, provenientes de Michoacán, Puebla, Pachuca, Toluca, Distrito Federal y Tenancingo, Turissste inició la reactivación de la economía y el turismo en el estado de Guerrero.

Juan Carlos Arnau Ávila, titular de Turissste, sostuvo que es posible movilizar a grandes grupos organizados a través de los sindicatos federados y las asociaciones de jubilados y pensionados registrados en el ISSSTE.

Destacó que gracias al apoyo en conjunto de los tres niveles de gobierno y la participación de diversos prestadores de servicios turísticos del estado, es posible lograr paquetes que beneficien a sus derechohabientes por el costo y la calidad que poseen.

Acapulco, dijo, sigue representando el 28% de las preferencias de las personas que viajan con Turissste, y como lo confirmó la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, la seguridad en el puerto no está en discusión, ejemplo de ello es la realización del Tianguis Turístico de México del 23 al 26 de marzo.

Arnau Ávila subrayó en un comunicado que la movilización de grandes grupos de derechohabientes forma parte parte de la instrucción que emitió el presidente Enrique Peña Nieto, para reducir los niveles de pobreza, marginación y desigualdad en los estados del sur como son Guerrero, Chiapas y Oaxaca.

Se estima que se moverá a 1,000 turistas mensualmente entre Acapulco, Ixtapa y Taxco, con un costo directo de 1,400 pesos y una derrama económica de entre 1,000 y 1,800 pesos por persona.

El paquete a bajo costo, pero de calidad, incluye transporte, hospedaje por dos noches, tres días y alimentos por un costo de 1,450 pesos. La caravana turística fue recibida por autoridades de los tres niveles del gobierno.

mfh