Un juzgado federal otorgó la protección de la justicia a Laboratorios Pisa y su filial Dimesa contra la inhabilitación para contratos púbicos que les decretó la Secretaría de la Función Pública el mes pasado.

El 13 de noviembre pasado, estas empresas consiguieron la suspensión en los juicios de amparo que tramitaron ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

Por lo tanto, las inhabilitaciones deberían quedar sin efectos, aunque la SFP tiene la opción de impugnar las suspensiones a través del trámite de un recurso de reclamación.

El pasado 21 de octubre, la SFP informó por infringir la ley en materia de compras y contrataciones públicas “al actuar con dolo y proporcionar información falsa para obtener un contrato”, inhabilitó por 30 meses y multó con un millón 170,095 pesos a Laboratorios Pisa y Distribuidora Internacional de Medicamentos (Dimesa).

Según la SFP, la farmacéutica y su distribuidora, presentaron documentación con la que aseguraban contar con las condiciones técnicas para otorgar un servicio integral de anestesia al IMSS en 2017; sin embargo, se dijo que dicha información no respaldaba plenamente la oferta, lo cual representaba un riesgo para la salud de los derechohabientes del IMSS.

Asimismo, se detalló que la sanción impuesta se deriva de un procedimiento administrativo iniciado desde 2017, a raíz de una denuncia presentada por otra empresa del sector Salud ante el Órgano Interno de Control en el IMSS.

Por lo anterior, la dependencia federal ordenó a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, abstenerse de aceptar propuestas o celebrar contratos con Pisa y Dimesa por el plazo de 30 meses.

empresas@eleconomista.mx