Las principales organizaciones industriales y relacionadas con el transporte en México, pidieron que se posponga la entrada en vigor de la NOM 044 de la Semarnat, que a partir el próximo año obligará a que todos los vehículos nuevos de carga pesada del país utilicen diésel ultra bajo azufre, ya que aseguran que no habrá disponibilidad de este combustible puesto que en diciembre pasado Petróleos Mexicanos (Pemex) obtuvo un amparo contra la NOM 016 de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) con lo que hasta el 2024 tiene permiso para suministrarlo en sólo el 19% de los municipios del país.

"Es una incongruencia que sólo fomentará que no se renueve el parque vehicular, que hoy es de un promedio de 18 años de antigüedad y con esto será de más, porque no podemos comprar vehículos que no sabemos con qué combustible circularán, lo que al final será mucho peor para el medio ambiente", dijo Enrique González, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

México carece de un abasto garantizado en el tiempo y la calidad de diésel ultra bajo azufre, y mientras no exista esta condición no es justo condenar al transporte mexicano y a los transportistas mexicanos que arriesgan su capital a llevar a cabo un gasto excesivo pagando mejor tecnología que no rendirá los frutos ni económicos para sus empresas y tampoco rendirá los frutos en mejora ambiental, para lo cual está diseñada esa tecnología, el 81% de los municipios del país está excluido de los corredores que en este momento están contemplados, dijo a su vez Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

Según estimaciones de otros organismos que también pidieron que se analice la situación, como la Concamin y la CANACINTRA, la cadena del autotransporte en conjunto supera una aportación al 6% del Producto Interno Bruto y ofrece al menos 3 millones de empleos directos.

Por tanto, pidieron que convivan las especificaciones actuales para nuevos vehículos de carga con las que incluye la NOM 044, en espera de que Pemex aumente su producción de diésel ultra bajo azufre.

[email protected]