Las consecuencias del cúmulo de residuos, es uno de los grandes problemas de México y para el mundo. En 2017, los recursos extraídos de la tierra alcanzaron 90,000 millones de toneladas métricas y menos del 10% de esos recursos fueron reciclados nuevamente a la economía, según estadísticas de la Organización de la Naciones Unidas (ONU).

Anualmente, en nuestro país se recolectan 31.5 millones de toneladas de basura, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), es decir, que se recogen diariamente 86,343 toneladas de basura diaria, aproximadamente 770 gramos por persona de manera diaria.

Nuestro país genera 3.1 millones de toneladas de botellas de vidrio y que sólo recicla el 12% de estas, de acuerdo a datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT, 2015). Otro dato alarmante es que 4 de cada 10 botellas de destilados que se desechan, terminará recolectada y rellenada con bebidas adulteradas (PROFECO, 2017), es por ello, que es fundamental el reciclaje.

Cerrando el Ciclo es una organización civil especializada en el reciclaje de botellas de vidrio y busca generar conciencia sobre la importancia de transformar nuestros residuos y darles nueva vida.

Para la institución el reciclaje de vidrio es un elemento clave en la lucha contra el cambio climático y la sobreexplotación de los recursos. “Comprar productos a Cerrando el Ciclo es comprar verde, comprar sustentable y comprar a mujeres que luchan y trabajan con pasión para generar distintos productos”, comparte José Luis Pérez González, director general.

Julia Novelo Tavera, directora de comunicación de la organización civil comentó a El Economista que “Cerrando el Ciclo es pionera en México en la transformación de desechos de vidrio para darle a éste un nuevo valor en un mundo que apuesta por la sustentabilidad. Es así que nos hemos conformado como un holding enfocado en la vida post consumo del vidrio y su impacto positivo en el medio ambiente”.

Desde el 2013, la organización civil trabaja con personas y empresas para realizar acciones sustentables. Además de convertirse en una iniciativa de recolección y acopio a partir de la cual se le da una segunda oportunidad al vidrio, a través de la creación de productos sustentables (joyería, artículos de decoración y/o promocionales), Cerrando el Ciclo capacita a un grupo de mujeres en situación de vulnerabilidad que han encontrado en la fabricación de productos de vidrio reciclado una fuente de autoempleo.

“A través de nuestra organización capacitamos a mujeres acerca de la importancia del re-uso y reciclaje y cómo su labor de artesanas del reciclaje impacta de forma positiva, ya que le dan una nueva vida a un material que de otra forma terminaría en los rellenos sanitarios”, dijo Julia Novelo Tavera.

Sumarse al esfuerzo de Cerrando el Ciclo es sencillo a través de diversas opciones:

  • Difundiendo las acciones que realiza Cerrando el Ciclo.
  • Comprando de productos 100% artesanales disponibles en tienda online www.cerrandoelciclo.org
  • Participando en pláticas y talleres que realizan de “UpCycling” sobre la importancia de cambiar a un estilo de vida más responsable.
  • Promoviendo las acciones de educación ambiental y reciclaje.
  • Patrocinando campañas de recolección de botellas de vidrio a cambio de productos elaborados por mujeres artesanas, comprometidas con la sustentabilidad.