México se encuentra ante el reto de la transformación de la tecnología y el impacto en el empleo, la automatización traerá una reducción de más de la mitad de los empleos de los pisos miembros de la OCDE, de ahí que, se debe trabajar por una política laboral de cara a la cuarta revolución Industrial.

Así lo expresó el Secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Roberto Campa Cifrián, quien explicó que una vez que pase el proceso electoral, la dependencia convocará a un gran foro para trabajar “para dejar una agenda de transformación y dejar una agenda de futuro”.

En el marco de la presentación del libro “La Gran Transición, retos y oportunidades”, dijo que hoy más que nunca se debe trabajar por los temas relacionados con el empleo el salario y la productividad.

El encargado de la política laboral indicó que el reto está en que el Estado promueva acciones para que la productividad y la inversión pública estén orientadas a la digitalización, a la creación de nuevos ecosistemas que sean innovadores e incluyentes, pero que además estén vinculados con la educación y la capacidad de transformar la información. 

Respecto al libro, que se presentó en el museo de Antropología, dijo que muestra los efectos positivos o negativos de las tecnologías exponenciales, además, hace un llamado de alerta sobre los retos que deben enfrentar las naciones, particularmente las menos desarrolladas, para asimilar y aprovecharlos los cambios producidos por las tecnologías.

En su intervención Enrique Cabrero, director del Conacyt, informó que México vive un fenómeno que ha llamado la atención, pues no solo llegan plantas industriales a instalarse a nuestro país, quienes buscan mano de obra barata, también se busca al talento especializado y hay casos concretos como las platas de Audio en Puebla; BMW en San Luis Potosí, el centro tecnológico de Coca Cola, Continental, 3 M, y la lista es larga.

En ese sentido, dijo que el gran reto está en que México desarrolle talento, y para ello se requiere de impulso y, que iniciativas de ley, como la que se encuentra en el Senado de la República, en donde el Conacyt pueda establecer programas de gobierno a largo plazo, “es decir que sea de 20 o 30 años… se están generando las condiciones, no está resuelto, viene lo más difícil, y ese es el mayor reto del país, tener a su talento”, apuntó.

abr